Comunidad ex-Testigos de Jehová
A veces hay que buscar para poder predicar. - Versión para impresión

+- Comunidad ex-Testigos de Jehová (https://extj.co/foro)
+-- Foro: Primera Sala (https://extj.co/foro/forumdisplay.php?fid=4)
+--- Foro: Foro EXTJ (https://extj.co/foro/forumdisplay.php?fid=3)
+--- Hilo: A veces hay que buscar para poder predicar. (/showthread.php?tid=3504)



A veces hay que buscar para poder predicar. - Magdiel Coda - 11-Feb-2019

Tomado del Ministerio del Reino julio del 2012 página 4:

A veces hay que buscar para poder predicar.

       6 Cómo buscar personas sordas. Esta tarea conlleva ciertos desafíos y requiere esfuerzo y perseverancia. A diferencia de los otros grupos lingüísticos, ni el nombre ni los rasgos ni la ropa revelan si la persona es sorda. Además, como los familiares y amigos a veces los sobreprotegen, puede que no quieran dar a los publicadores la información que necesitan. Las siguientes sugerencias pueden ser útiles para encontrar tanto a sordos como a hablantes de otro idioma.
7 Las congregaciones y los grupos en lenguaje de señas suelen preguntar a los residentes de un vecindario si conocen a alguna persona sorda. Es posible que tengan un vecino o un compañero de trabajo o de escuela que se comunique en lenguaje de señas, o hasta pudieran tener algún pariente sordo. A lo mejor recuerdan haber visto un letrero en la calle indicando a los conductores que hay niños sordos en la zona. Se debe tener presente, sin embargo, que una pregunta así pudiera generar desconfianza. Pero si uno es amigable, respetuoso, directo y breve, la gente no sospechará nada malo. Hay quienes han obtenido buenos resultados presentando el DVD de la Biblia o de otra publicación y explicando que lo que desean es comunicarle a la población sorda la esperanza que da la Biblia. Cuando alguien no se atreva a dar ningún dato, podría dejársele una tarjeta de presentación o una hoja de invitación para las reuniones a fin de que se la entregue a la persona sorda que conozca.
8 Una o dos veces al año, una congregación en lenguaje de señas puede pedirle a alguna congregación cercana que la ayude a censar en una zona muy poblada de su territorio. En la reunión para el servicio del campo, dirigida por alguien de la congregación en lenguaje de señas, se pueden dar instrucciones de cómo hacerlo y presentar una demostración. Si los grupos se dividen por automóvil, en cada uno habrá por lo menos un publicador de la congregación en lenguaje de señas con un mapa que le indique el lugar exacto donde harán la búsqueda.
9 También se pueden visitar sitios a los que la población sorda suele acudir con fines recreativos o para reunirse u obtener algún servicio. Los publicadores deben vestir de una forma que sea acorde con el lugar. En vez de dirigirse a todo un grupo, quizá sea preferible ser discretos y conversar con una o dos personas. Si la conversación resulta productiva, podrían intercambiar datos de contacto.
10 Otra opción es trazar mapas que señalen los negocios de una zona para visitarlos en un horario que sea conveniente. En un mapa se podría indicar cierta cantidad de gasolineras; en otros se podrían incluir tintorerías, lavanderías, restaurantes, hoteles u otros establecimientos. Si cada mapa se destina al mismo tipo de negocio, los publicadores adquirirán experiencia y sus presentaciones serán más eficaces. Por ejemplo, tras dar una breve explicación al recepcionista de un hotel, se le podría ofrecer un paquete con alguna publicación en DVD y una invitación para las reuniones a fin de que lo haga disponible a los huéspedes que sean sordos. En algunos negocios, quizá baste con preguntar si algún trabajador o cliente usa lenguaje de señas. Si dentro del territorio hay una escuela para sordos, se podrían ofrecer algunas de nuestras publicaciones en DVD para su biblioteca.
11 Una labor fundamental. Buscar personas de cierta comunidad lingüística podría resultar tedioso. Además, la población de algunos sectores suele variar constantemente, lo cual dificulta mantener al día los registros del territorio. No obstante, cada vez hay más lugares donde dicha búsqueda se ha hecho parte fundamental del ministerio. Jehová, quien nos ha dado la comisión de predicar, es imparcial (Hech. 10:34). Su “voluntad es que hombres de toda clase se salven y lleguen a un conocimiento exacto de la verdad” (1 Tim. 2:3, 4). Así pues, colaboremos con Jehová y con nuestros hermanos en la obra de buscar a personas de toda lengua que tengan “un corazón excelente y bueno” (Luc. 8:15).

Qué se dice a la hora de censar
  Abordar a la persona de forma amigable, sincera y directa disipará cualquier sospecha. Suele ser útil primero mostrar alguna publicación en el idioma.
  Después de un saludo, pudiera decirse: “Estamos buscando personas que hablen ..... para explicarles la esperanza que ofrece la Biblia. ¿Conoce a alguien que hable ese idioma?”.
  Al buscar personas sordas, pudiera decirse: “Buenos días. ¿Me permite enseñarle un video? [Con un reproductor portátil de DVD, muéstrele un versículo bíblico en lenguaje de señas.] Este es un versículo bíblico en lenguaje de señas. Tenemos varios videos gratuitos que se han preparado para el beneficio espiritual de la población sorda. ¿Conoce a alguna persona sorda o con problemas auditivos que sepa lenguaje de señas?”. Si de primera intención la persona no recuerda a nadie, dele ejemplos de lugares —como el trabajo, la escuela o el vecindario— en que quizás haya visto a algún sordo.

https://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/202012247

Exactamente así es como las congregaciones organizan la predicación para encontrar sordos, donde estuve había por lo menos 300 direcciones de sordos agendadas sin el consentimiento de los familiares, color de la puerta, nombre del sordo, edad, nivel de estudios, situación familiar, todo está en esas listas de direcciones que se sacan cada semana que salen los precursores al servicio mucho mas durante la visita de circuito, en señas es muy cómodo predicar, solo hay que ir directamente a buscar al sordo a casa, ofrecerle algún texto mágico:

TEXTOS ESTRELLAS 

(Levítico 19:14) ”’No debes invocar el mal contra un sordo, y delante de un ciego no debes poner un obstáculo; y tienes que estar en temor de tu Dios. Yo soy Jehová.

(Isaías 35:5, 6) 5 En aquel tiempo los ojos de los ciegos serán abiertos, y los oídos mismos de los sordos serán destapados. 6 En aquel tiempo el cojo trepará justamente como lo hace el ciervo, y la lengua del mudo clamará con alegría.

(Marcos 7:31-37) 31 Entonces, saliendo él de nuevo de las regiones de Tiro, se fue por Sidón al mar de Galilea y subió por en medio de las regiones de Decápolis. 32 Aquí le trajeron un hombre sordo y con un impedimento del habla, y le suplicaron que pusiera la mano sobre él. 33 Y él se lo llevó aparte de la muchedumbre, en privado, y puso sus dedos en los oídos del hombre y, después de escupir, le tocó la lengua. 34 Y con una mirada al cielo suspiró profundamente y le dijo: “Éffatha”, esto es: “Sé abierto”. 35 Pues bien, las facultades de oír de aquel fueron abiertas, y el impedimento de su lengua fue desatado, y empezó a hablar normalmente. 36 Con eso, él les ordenó que no lo dijeran a nadie; pero cuanto más les ordenaba, tanto más lo proclamaban. 37 De hecho, estaban atónitos de una manera sumamente extraordinaria, y decían: “Todas las cosas las ha hecho bien. Hasta a los sordos hace oír y a los mudos hablar”.

(Lucas 7:22) Por lo tanto, en respuesta dijo a los [dos]: “Vayan, informen a Juan lo que vieron y oyeron: los ciegos reciben la vista, los cojos andan, los leprosos quedan limpios y los sordos oyen, los muertos son levantados, a los pobres se anuncian las buenas nuevas.

(Mateo 15:30) Entonces se le acercaron grandes muchedumbres, teniendo consigo personas que eran cojas, mancas, ciegas, mudas, y muchas en otras condiciones, y casi se las tiraron a los pies, y él las curó;

 

A los sordos y a sus familias se les dice que la Biblia ofrece, de principio a fin, la esperanza de un paraíso literal. En este, los ciegos, los sordos, los cojos y los mudos experimentarán una curación física permanente.

Para personas desesperadas por su situación "anormal" estos textos son una esperanza, muy parecido a lo que experimentan los que leen sobre la resurrección y están de duelo, repito que en la ciudad es menos sencillo embaucar, las familias mandan a sus sordos a la escuela, han ido a ver a especialistas saben que no hay una cura absoluta para la sordera, en cambio para quienes no ha habido tratamiento o atención medica les parecen una bendición semejantes promesas.

Personalmente me declaro ateo, esto no va a pasar, no habrá ningún milagro que mejore sus circunstancias, tengo padres sordos, por favor.