Copyright owners, please read our FAIR USE NOTICE / AVISO DE USO JUSTO. (April 08, 2018)

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Infancia siendo hijo de un TDJ
#1

He leido algunas historias de como han pasado su infancia siendo hijos de TDJ , es por eso que , en esta ocasion me gustaria compartirles como fue mi infancia siendo hijo de un padre TDJ y una madre No testigo

Despues de mi nacimiento mis papas empezaron a recibir estudio con los TDJ , ambos con el libro vivir para siempre , solo mi papa progreso hasta llegar a bautizarse , mi mama no progreso solo termino el libro y ya , recuerdo que al principio mi papa me llevaba a las reuniones , yo me dormia o aburria siempre , y aparte que era berrinchudo en el salon, asi que mi papa no insistio mas y mejor me dejaba en casa . En la escuela nunca me obligo a que no saludara , yo saludaba a la bandera e incluso desfilaba , mi mama no testigo me celebro mi cumpleaños (mi papa no puso un solo peso ademas que no estuvo presente) mi mama me llevaba a los cumpleaños , en lo unico que si me restrinjio mi papa es en cuanto a que no viera peliculas de terror , suspenso , ocultismo y esas cosas , tampoco celebre halloween ni navidad ,ni posadas ni año nuevo.

en resumen mi papa no me quiso imponer mucho su religion , solo en algunos aspectos que ya mencione , aunque pienso que tuvo que ver porque tenia una mama no testigo y eso ha de ver influido.

Como les fue a ustedes en su infancia , o si tienen hijos como los trataron o como los piensan tratar cuando los tengan.

Espero sus comentarios. Smile
Responder
#2

Hola maestro bienvenido al foro. He visto algunos comentarios tuyos. Excelente historia.
Responder
#3

LatinoMex interesante historia..
me hizo revivir miinfancia dentro de la secta.
Gracias por compartir tu experiencia

“Los sentimientos de 'amor y temor de dios' no tienen su origen en dios, si no en los seres humanos. Son sentimientos de frustración dirigidos por el hombre a un ser imaginario que pretende sea su padre..." 

Sigmund Freud  Angel
Responder
#4

Hola! Bienvenido.
Yo también fui hija TdJ, y la verdad si fue algo difícil, para mi no por mis padres, sino en la escuela y en la congre.
En la escuela porque cuando eres bueno en ella te ven como tonto por no aprovechar oportunidades.
Y en la congre porque la adolescencia es altamente agresiva, competencia, y mas cuando hay carne fresca.
En fin, tengo poco de expulsada, asi q estoy en nueva etapa de mi vida.
Responder
#5

La niñez de un testigo es bastante complicada, en en ocaciones triste dependiendo del fanatismo de los padres, otros crecen acostumbrados viendo su vida como lo más normal y creyendo que el "mundo" es un enemigo manejado por el diablo, así se logra cierto grado de bienestar auto convenciéndome y retro alimentado por la rutina testiguil, una especie de aldea de protección contra los monstruos imaginarios.

"Nada te ata excepto tus pensamientos; nada te limita excepto tu miedo; nada te controla excepto tus creencias." ( Marianne Williamson.)

[Imagen: giphy.gif]

Responder
#6

Todavía recuerdo cuando llamaron a la puerta de mi casa, era un matrimonio de testigos y como es obvio mi madre les escucho.

Creo que como dice neo algunos crecemos acostumbrados, al final lo vivimos con cierta inercia y nos bautizamos sin darle demasiada importancia. Luego si con los años tomas conciencia de donde has estado, o estas metido, te estiras de los pelos de la rabia. Así me quede con tan poco pelo.

Vaya cruz.

Si tengo que elegir entre un mal y otro, prefiero no elegir en absoluto.
Responder
#7

Olvide decir que nunca me presionaron a inscribirme a la escuela , ni hacerme publicador mucho menos bautizarme , mucho tiempo despues en mi adolescencia por propia voluntad ni presion de nadie , acepte un curso biblico , termine los 2 libros , y tuve 3 maestros , ya que el primero dejo de ir porque tuvo un problema con mi abuela (una deuda) y le daba verguenza ir , el segundo me cancelo el estudio segun que porque yo no progresaba mientras el iba cuando queria a darme estudio , y por ultimo el tercero mientras me daba estudio lo expulsaron , aun asi me termino el libro , el si era puntual.
Responder
#8

Como ya he dicho, yo nací en una familia de tj. Me tenía rodeada, padres, tíos, primos, abuelos. Y este hilo, de hecho me hizo recordar que hace poco estuve viendo un viejo álbum de fotos mías y el 90% de ellas eran en el ámbito de los testigos: en la plataforma dando la asignación N°3, en el salón de asambleas, en el estadio donde pasábamos 3 días interminables de asamblea bajo el sol (muchas veces lluvia) y sentados en el cemento escuchando "tremendos discursos" cuyo contenido (incomprensible para un niño y tantas otras veces para los mismos adultos) estará ya obsoleto, en la predicación, en otra y otra y otra asignación, etc.

Y debo admitir que me dio tristeza verlas. Porque todo eso lo hacía de corazón, creyendo que era la verdad. Tantas privaciones, nunca un cumpleaños, ni ningún tipo de celebración normal (y necesaria) para el desarrollo de los niños, tantas veces humillada y castigada frente a compañeros y profesores por no cantar el himno y saludar la bandera, tantas buenas personas rechazadas por no ser tj, tantas oportunidades perdidas para una mejor educación, y un largo etc.

Mi infancia y adolescencia las viví como se espera de una testigo de Jehová. Nunca cuestioné nada. Obedecía porque de corazón creía todo lo que me habían enseñado y lo defendía a capa y espada. A pesar de eso, sí me sentía muy mal muchas veces por no poder hacer muchas cosas y creo que ningún niño debería tener que pasar por esas cosas. Todo niño tiene derecho a desarrollar actividades de acuerdo a su edad y que le ayuden a desarrollar la propia personalidad y creatividad.

Muchas veces me castigaron de niña por no aguantar sentada y callada las aburridas e interminables reuniones donde los temas tratados no son en absoluto apropiados para los niños, pero uno tiene que quedarse quieto y atento y en aquellos tiempos ni permitían llevar libros para colorear o alguna actividad que fuera apropiada para un niño normal. Sin embargo, fuera de esa impaciencia por esas horas sentada, siempre me consideraron una "niña" ejemplar porque desde muy chica daba "bonitas asignaciones" y me aprendía de memoria historias del libro de historias bíblicas, repartía tratados en la predicación y al final, terminé aprendiendo que me convenía más quedarme quieta en mi asiento.

He decidido que el día que tenga mis hijos, éstos nunca tendrán que vivir lo que yo viví, quiero que sean niños que desarrollen plenamente su personalidad, no que sean programados como robots, que no tengan miedo de decir con respeto lo que piensan, quiero que tengan recuerdos bonitos celebrando sus cumpleaños y otras ocasiones con su familia y amigos, quiero que un día usen un disfraz apropiado para un niño y que aprovechen las buenas oportunidades que se les presenten.
Responder
#9

Yo y mi cónyuge testigo cometimos la estupidez de criar a los hijos en base a las creencias tj. Yo les di estudio y dirigí a que se bautizaran desde los 10 años.
Ahora que leo todas sus experiencias, veo lo infelices que pudieron sentirse.
Una hija se rebelò a los 20 años de edad y mis lágrimas no me alcanzan cuando aceptamos que se fuera de casa debido a su expulción.
Nunca le quitamos el habla, ni la evitamos. Pero el dejarla irse, fue traumático para su nadre. Todo por "obedecer".
Si todas estas experiencias son del conocimiento de los testigos nuevos que nos leen, de los jóvenes testigos, solo puedo decirles que no cometan ese auténtico delito de acatar órdenes tan abdurdas, estúpidas, desamoradas y coercitivas.
Los niños son niños, merecen vivir su infancia. Cuando sean adultos, ellos decidiran su religión, sus propias creencias, su comportamiento.
Tienen derecho a equivocarse y a recibir comprensión y apoyo cuando eso sea.
Ya bastante daño nos ha hecho esta organizacion como para permitir que nuestros hijos sean controlados y manipulados junto con nosotros.
Hay mucho que decir en cuanto a este tema.

Hay ladrones a los que no se castiga, pero que roban lo más preciado: el tiempo. Napoleón Bonaparte.
Responder
#10

inagotable fuente de dolor todas las rememoranzas de haber sido hijo TJ o haber sido padre y haber despertado.

aun yo, que siendo adulto cuando mi madre se declaro TJ, fue una fuente de amargura tantos eventos desagradables que merman los buenos recuerdos. celbraciones perdidas como mi boda por ser en el templo de "la gran ramera", las navidades que ya no festejo con nosotros, los cumpleaños, o el mismo hecho de estar juntos y que para todo saliera a colacion la religion y el querernos predicar...

[Imagen: 166074694.jpg]
principio de Hanlon Nunca atribuyas a la maldad lo que puede ser explicado por la estupidez
Responder


Posibles hilos similares...
Hilo / Autor Respuestas Vistas Último mensaje

Salto de foro:


Usuarios navegando en este hilo: 1 invitado(s)