Esta comunidad utiliza cookies
Esta comunidad utiliza cookies para almacenar información de ingreso si eres forista, y tu última visita si no lo eres. Las cookies son pequeños textos almacenados en su computadora; dichas cookies son puestas por este sitio y no posan como riesgo de seguirdad. Las cookies rastrean topicos específicos que usted haya leído. Por favor confirme si acepta o rechaza que estas cookies sean almacenadas.

Una cookie se alamcenará en su navegador para prevenir que este aviso salga nuevamente. Usted podrá cambiar este ajuste utilizando el enlace a pie de página.

Copyright owners, please read our FAIR USE NOTICE / AVISO DE USO JUSTO. (April 08, 2018)

Demas
(Miembro Bronce)
Miembro Bronce
**

Fecha de registro: 10-Sep-2018
Fecha de nacimiento: No especificado
Hora local: 12-Jul-2020 en 07:58 am
Estado: (Oculto)

Información sobre Demas
Fecha de registro:
10-Sep-2018
Última visita:
(Oculto)
Mensajes totales:
276 (0,41 mensajes por día | 0.47 % del total)
(Buscar sus mensajes)
Hilos totales:
19 (0,03 hilos por día | 0.4 % del total)
(Buscar sus hilos)
Tiempo en línea:
(Oculto)
Miembros recomendados:
0
Total MeGusta recibidos: 347 (0,52 por día | 0.87 porciento del total 39687)
(Encontrar todos los hilos con MeGustaEncontrar todos los mensajes con MeGusta) Total MeGusta dados: 269 (0,4 por día | 0.65 porciento del total 41474)
(Encontrar todos los hilos con MeGustaEncontrar todos los mensajes con MeGusta)
Reputación:

Información adicional sobre Demas
Sex:
Male
Firma de Demas
Todo hombre tiene ansias de mando y de poder: a cada uno le gustaría ser un dictador; y muy raros son aquellos que no consentirían sacrificar el bienestar de otros, por satisfacer sus ambiciones personales.  Los Protocolos de los Sabios de Sión
Mensaje con más MeGusta para Demas
Título del Mensaje Número de MeGusta recibidos
RE: En el reino de los ciegos, el tuerto es el rey, ¡viva el rey! 7
Título del Hilo Nombre del Foro
En el reino de los ciegos, el tuerto es el rey, ¡viva el rey! Presentaciones y Experiencias
Mensaje
Cuando hable con mis compañeros ancianos me dijeron que no me preocupara, que entendían mi situación, y que tendría el apoyo necesario. Y aunque conocían la situación me pidieron que les planteara nuevamente mi caso. Cosa que hice. Me pidieron un par de días para ver como ayudarme y acepte. No tardo mucho, al día siguiente sonó mi teléfono, eran ellos, me pidieron que fuera al salón por la tarde, que necesitaban hablar conmigo para ver mi solicitud. Pensé que iban a ir a casa a hablar conmigo y de paso saludar a mi esposa y ver como seguía, pero no fue así.

Por la tarde me presente en el salón, después de algunos comentarios, me dijeron que habían analizado mi situación y a la luz de las pautas de la organización, algo que yo no había hecho en pasado en asuntos similares, no podían socorrerme porque mi esposa no cumplía con los requisitos para ello.

Me citaron del libro organizados pág. 132, párr. 1 de esa página:

Cita:En su primera carta a Timoteo, el apóstol Pablo explicó cómo prestar dicha ayuda a quienes lo merecen. Podemos leer su consejo en 1 Timoteo 5:3-21. Todo cristiano tiene la obligación de atender las necesidades de los miembros de su casa, de modo que los mayores y los enfermos deben recibir ayuda de sus hijos, nietos u otros familiares cercanos. A veces puede obtenerse asistencia material a través de organismos gubernamentales o sociales. En tal caso, sería una muestra de bondad por parte de los parientes u otras personas ayudar al necesitado a solicitarla. Pero también puede darse una situación en la que la congregación en su conjunto deba plantearse la posibilidad de brindar algún tipo de asistencia a hermanos necesitados con un largo historial de servicio fiel. Si no hay familiares que asuman la responsabilidad y ningún organismo gubernamental o social ofrece la debida ayuda, el cuerpo de ancianos puede hacer las recomendaciones que crea oportunas a fin de satisfacer la necesidad. Los cristianos fieles consideran un privilegio compartir sus bienes materiales con tales hermanos que pasan estrecheces

Para ellos mi esposa no tenia un largo historial de servicio fiel para recibir la ayuda de la congregación, así que la obligación de atenderla era mía y de parientes cercanos.


Pero dijeron que se podía hacer algo, y me citaron del organizados pagina 131 párr. ultimo de la página

Cita:En ocasiones, algunos miembros fieles de la congregación necesitan ayuda material por causa de su edad, salud u otras circunstancias ajenas a su voluntad. Los hermanos de la congregación que se enteren de su situación tal vez decidan, a título individual, obrar de acuerdo con las siguientes palabras del apóstol Juan: “Cualquiera que tiene los medios de este mundo para el sostén de la vida, y contempla a su hermano pasar necesidad, y sin embargo le cierra la puerta de sus tiernas compasiones, ¿de qué manera permanece el amor de Dios en él? Hijitos, no amemos de palabra ni con la lengua, sino en hecho y verdad” (1 Juan 3:17, 18; 2 Tes. 3:6-12). Para practicar la adoración verdadera es necesario, entre otras cosas, cuidar a los hermanos leales que necesitan asistencia material (Sant. 1:27; 2:14-17).

Ellos de manera personal iban a abordar a algunos publicadores y plantearles mi situación y si ellos lo veían bien, podían apoyarme. Y cínicamente me preguntaron:¿verdad que esta instrucción es una verdadera bendición de la organización?

Pareciera que disfrutaban y gozaban ver mi sufrimiento.

Fue otro golpe emocional, no tan duro como el de la salud de mi esposa, pero fue el momento en que todo se derrumbo, el momento en que todo termino, no había vuelta atrás. Recuerdo que solo los mire y sonreí, me pare, y salí sin decir una sola palabra, uno de ellos, mi supuesto amigo salio tras de mi, alcance a escuchar que no lo tomara a mal, que lo viera como una prueba, no me detuve, salí.

Aborde mi auto y maneje sin rumbo fijo. Vi una tiendita y baje y compre una cajetilla de cigarros, busque un lugar tranquilo para fumar solo uno y pensar. Un par de décadas después volví a fumar, no saben lo bien que me sentí.