Copyright owners, please read our FAIR USE NOTICE / AVISO DE USO JUSTO. (April 08, 2018)

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Ancianos y Siervos Ministeriales
#1

No se si este tema ya se ha tratado en el foro o no, pero para mí es una duda que me persigue desde hace tiempo.
En la congregación donde estoy observo que los ancianos y siervos ministeriales son hombres que son muy importantes para la congregación.
Los siervos ministeriales porque son los que hacen los trabajos mecánicos y llevan los departamentos para que funcionen.
Los ancianos, porque son los pastores que edifican, animan y vigilan el rebaño.
Sin embargo, yo personalmente tengo una percepción diferente.

Por un lado los siervos ministeriales escurren el bulto cada vez que pueden.
Hasta he llegado a escucharles decir que el trabajo de los departamentos es para los “curritos”, dice sé de aquellos que quieren ser siervos ministeriales y están como auxiliares en los departamentos.

Y por otro lado los ancianos. Estos que se supone que están para pastorear el rebaño, los veo más bien enseñoreándose del rebaño.
Cuando hay que hacer un comité o hay que reñir o dar consejo severo, rápidamente están todos dispuestos, pero cuando hay que consolar, animar, etc... ninguno aparece.

Luego llega la visita del superintendente de circuito y.....vaya.....todos los siervos ministeriales en sus departamentos y los ancianos haciendo visitas de pastoreo para animarte a seguir adelante.

Digo yo, ¿es que el superintendente de circuito es tan tonto que no se da cuenta de lo que ocurre?
Responder
#2

Muy buena percepción elmasraro. Un anciano me dijo una vez, que la congregación es un sitio donde debes APARENTAR.
Los superintendentes no están ciegos. Lo saben bien, pero la mayoría piensan: "para que molestarme y buscar problemas, si otros no lo han hecho, y total yo estoy 3 años en el circuito".

"Me enamoré de sus demonios. Ella de mi oscuridad.
Éramos el infierno perfecto".
- Anónimo -
Responder
#3

Hola

Una pena que se tenga ese concepto del trabajo, de jerarquía. Cada vez es un problema que se evidencia más y más. Pobres los que sufren por ese concepto tan rastrero que tienen algunos de los que tienen "privilegios", que tal y como dicen es todo lo contrario, es trabajar para los demás. Asi les va
Responder
#4

en la escuela donde trabajo, exigen minimizar el indice de reprobados, elevar las calificaciones y cada vez recortan mas presupuesto, cambian programas,dan mas trabajo extracurricular y ...

en las juntas los directivos hacen mucho rollo...

los maestros para "mejorar los indices" no les queda mas que maquillar las calificaciones, siendo mas laxos al momento de entregar las notas.

pero estas notas, de nuevo las maquillan los directivos porque aun así, los indices son bajos.

cuando llega el supervisor, que tambien fue docente de la escuela, ve los números... maquilla un poco su informe, y lo pasa a los jefes superiores con valores aceptables, vamos progresando!!!

y mientras tanto, cuando el alumno ve sus notas, dice el que se esforzó mucho: para que estudio, si las calificaciones son similares al que nada estudio... y cuando el que no estudio ve sus notas dice: para que estudio, si así me pasan y con buena nota!


cualquier parecido con lo descrito en el hilo es mera coincidencia. solo queria desahogarme, nada que ver con el hilo... o quien sabe, ya estoy dormido.

[Imagen: 166074694.jpg]
"Aprende de los errores de los demás. Nunca puedes vivir lo suficiente como para hacerlos todos tú mismo ".
Groucho Marx
Responder
#5

Pues de lo que debería ser a lo que a veces es dista un amplio trecho.

Me explico:
De todo hay en la viña del Señor. SM y AA currantes a más no poder que se preocupan de los hermanos; unos haciéndoles llegar la literatura o acercándolos a casa en su coche. Otros visitándolos para animarlos o para ayudar en las tareas que necesitan.
Pero desgraciadamente la sociedad hedonista que nos rodea nos influye cada vez más. Un ejemplo.

Asamblea de circuito. Tu anciano tiene la responsabilidad de la limpieza cuando termina el programa. Observas que manda manda manda y a continuación se queda de brazos cruzados charlando con sus amigos. Otros he conocido que sin embargo asigna las tareas y a continuación se coloca los guantes y se pone a limpiar retretes. Desafortunadamente cada vez hay más de lo primero que de los segundo.

Aunque la enseñanza JW en algunos casos pudiera ser buena -esta semana habla la Atalaya de la conciencia bien entrenada- sin embargo allá me voy y me olvido de la clase de hombre que soy.

Lo de las visitas del SC es un mundo aparte. Un anciano coordinador en su momento preguntándome que cuantas visitas de pastoreo habíamos hecho el último semestre. Respuesta: ninguna. "Pues tenemos que ponernos las pilas en la media semana que nos queda". Puedes imaginar el propósito vacío de esas visitas que son para cubrir el expediente.

Y seguramente encontrarás la congregación donde se programan las visitas y se evalúa las necesidades de los hermanos. Desde luego eso hace que se respire un ambiente diferente en unas y otras.
Responder
#6

(27-Aug-2018, 04:46 am)Despertad escribió:  Pues de lo que debería ser a lo que a veces es dista un amplio trecho.

Me explico:
De todo hay en la viña del Señor. SM y AA currantes a más no poder que se preocupan de los hermanos; unos haciéndoles llegar la literatura o acercándolos a casa en su coche. Otros visitándolos para animarlos o para ayudar en las tareas que necesitan.
Pero desgraciadamente la sociedad hedonista que nos rodea nos influye cada vez más. Un ejemplo.

Asamblea de circuito. Tu anciano tiene la responsabilidad de la limpieza cuando termina el programa. Observas que manda manda manda y a continuación se queda de brazos cruzados charlando con sus amigos. Otros he conocido que sin embargo asigna las tareas y a continuación se coloca los guantes y se pone a limpiar retretes. Desafortunadamente cada vez hay más de lo primero que de los segundo.

Aunque la enseñanza JW en algunos casos pudiera ser buena -esta semana habla la Atalaya de la conciencia bien entrenada- sin embargo allá me voy y me olvido de la clase de hombre que soy.

Lo de las visitas del SC es un mundo aparte. Un anciano coordinador en su momento preguntándome que cuantas visitas de pastoreo habíamos hecho el último semestre. Respuesta: ninguna. "Pues tenemos que ponernos las pilas en la media semana que nos queda". Puedes imaginar el propósito vacío de esas visitas que son para cubrir el expediente.

Y seguramente encontrarás la congregación donde se programan las visitas y se evalúa las necesidades de los hermanos. Desde luego eso hace que se respire un ambiente diferente en unas y otras.

En la que asisto es una pena porque no tenemos de esos que se preocupan o que cumplen con su responsabilidades.
De echo se nota que no hace nadie su trabajo bien pues cada vez hay menos publicadores. Se han ido en estampida a otras congregaciones.
Aunque yo pienso que al final en todas partes es igual.
Cada vez estoy más desilusionado, desanimado, pero sobre todo encorajado por haber perdido tanto tiempo en está organización de hombres que no es más que una empresa más.

Cita:Lo peor de los débiles es que necesitan humillar a otros para sentirse fuertes

Responder
#7

Hola, No creas algunos sup.de circuito ni se dan cuenta,aqui hay un anciano que no se le ve en la predicacion y siempre llega tarde, sin embargo para la visita es de los primero que llega a sale a predicar
Responder
#8

Estoy totalmente de acuerdo con vosotros, actualmente los nombramientos salen como salchichas, cada vez son más jovenes, ...(¡¿por qué será?!)...tanto para sm como ancianos, se que es un tema recurrente, pero si lo observas con detenimiento, casi que uno mismo puede forzar el nombramiento. Claro luego pasa lo que pasa, una vez conseguido el premio, a dormir.

Saludos
Responder
#9

Y por si nos leen los SC (cosa que no dudo), os comento que fuera de vuestras visitas cuando vamos a la salida al Salón del Reino, esos ancianos que nos insisten hasta la saciedad para que apoyemos las salidas de fin de semana y bla bla bla, acuden bien trajeados, dirigen la salida, organizan los arreglos y vualá. Desaparecen.
Un día por gusto y placer le propuse durante los arreglos a uno de ellos de salir: "Oye que hace mucho que no hemos salido juntos y tengo territorio en tal zona" Respuesta: "No, verás, es que, mmmm, otro día por que hoy..." Y pum. Desaparece por arte de birli y birloque. Y así un día y otro y otro.
Con decir que de los seis ancianos que tenemos en la congregación solamente salí en los diez años que llevo aquí con dos de ellos.
Pero tranquilos que al que no ven los fines de semana en la salida es a mí.
Responder
#10

(27-Aug-2018, 01:06 am)elmasraro escribió:  No se si este tema ya se ha tratado en el foro o no, pero para mí es una duda que me persigue desde hace tiempo.
En la congregación donde estoy observo que los ancianos y siervos ministeriales son hombres que son muy importantes para la congregación.
Los siervos ministeriales porque son los que hacen los trabajos mecánicos y llevan los departamentos para que funcionen.
Los ancianos, porque son los pastores que edifican, animan y vigilan el rebaño.
Sin embargo, yo personalmente tengo una percepción diferente.

Por un lado los siervos ministeriales escurren el bulto cada vez que pueden.
Hasta he llegado a escucharles decir que el trabajo de los departamentos es para los “curritos”, dice sé de aquellos que quieren ser siervos ministeriales y están como auxiliares en los departamentos.

Y por otro lado los ancianos. Estos que se supone que están para pastorear el rebaño, los veo más bien enseñoreándose del rebaño.
Cuando hay que hacer un comité o hay que reñir o dar consejo severo, rápidamente están todos dispuestos, pero cuando hay que consolar, animar, etc... ninguno aparece.

Luego llega la visita del superintendente de circuito y.....vaya.....todos los siervos ministeriales en sus departamentos y los ancianos haciendo visitas de pastoreo para animarte a seguir adelante.

Digo yo, ¿es que el superintendente de circuito es tan tonto que no se da cuenta de lo que ocurre?

He de decir que he conocido ambos casos... Pero también quiero destacar este comentario de Despertad: Portadas memorables tomadas del Foro de Ingles
(27-Aug-2018, 04:46 am)Despertad escribió:  Pues de lo que debería ser a lo que a veces es dista un amplio trecho.

Me explico:
De todo hay en la viña del Señor. SM y AA currantes a más no poder que se preocupan de los hermanos; unos haciéndoles llegar la literatura o acercándolos a casa en su coche. Otros visitándolos para animarlos o para ayudar en las tareas que necesitan.
Pero desgraciadamente la sociedad hedonista que nos rodea nos influye cada vez más. Un ejemplo.

Asamblea de circuito. Tu anciano tiene la responsabilidad de la limpieza cuando termina el programa. Observas que manda manda manda y a continuación se queda de brazos cruzados charlando con sus amigos. Otros he conocido que sin embargo asigna las tareas y a continuación se coloca los guantes y se pone a limpiar retretes. Desafortunadamente cada vez hay más de lo primero que de los segundo.

Aunque la enseñanza JW en algunos casos pudiera ser buena -esta semana habla la Atalaya de la conciencia bien entrenada- sin embargo allá me voy y me olvido de la clase de hombre que soy.

Lo de las visitas del SC es un mundo aparte. Un anciano coordinador en su momento preguntándome que cuantas visitas de pastoreo habíamos hecho el último semestre. Respuesta: ninguna. "Pues tenemos que ponernos las pilas en la media semana que nos queda". Puedes imaginar el propósito vacío de esas visitas que son para cubrir el expediente.

Y seguramente encontrarás la congregación donde se programan las visitas y se evalúa las necesidades de los hermanos. Desde luego eso hace que se respire un ambiente diferente en unas y otras.

En las congregaciones hay de todo... Un familiar mío ha sido anciano por más de 22 años y (no porque sea de mi familia) no he conocido mejor anciano... Aplicaba la Biblia en su vida, se daba por las ovejas, siempre se fijaba quienes no iban a las reuniones y se preocupaba en llamarlos y si eran mayores o enfermos se ocupaba en llevarles comida, hacerles la compra o simplemente visitarles y animarlos. Le cambiaron de congregación varias veces para servir en congregaciones donde había necesidad de ancianos y recuerdo q una vez que vino un superintendente a casa y le propuso ir a otra congregación de necesidad le dijo.. hay muchos ancianos en el circuito pero pocos valen... No se me olvidará esa frase nunca.  
Después de dejar el puesto de anciano ( por voluntad propia porque su conciencia no le permitía estar con el puesto de anciano y no servir a la congregación como antes debido a sus circunstancias de salud) muchos hermanos le seguían llamando para pedirle consejo, ayuda o simplemente explicarle temas delicados... Si algo tenia que ser tratado por los ancianos el les aconsejaba que debían de ir a los ancianos de la congregación y los hermanos le decían q lo echaban de menos q los ancianos que había ahora no les hacían caso.. o nunca estaban pendientes de ellos...
Esta persona me enseñó que un anciano de verdad, de corazón, es aquel que hace como dice jesus  que sirve a los demás y "les lava los pies... " 
Hay ancianos que son así... yo conozco gente así actualmente pero escasean.. todo depende de la espiritualidad que tengan cada uno dentro de ellos... 

Como anécdota personal he de decir el contraste entre lo que acabo de relatar y el hecho de hace unos años.. sin yo haber abordado NUNCA en todos mis años de la verdad a un anciano pidiendo ayuda.. pasando una época muy complicada en sentido espiritual donde lloraba y lo pasaba mal porque estudiaba y me surgían preguntas y problemas y discutía continuamente con mi esposo por temas espirituales porque él no veia las cosas como yo y me sentía incomprendida decidí hablar con dos ancianos de mi congregación pidiendo ayuda... Fui sola y me reuní con ellos, les expliqué que no marido estaba agobiado y quería dejar de ir a las reuniones, q yo tenía mi lucha interna.. recuerdo que llore pidiéndoles ayuda que no sabía q hacer.. me consolaron y me dijeron que nos harían una visita de pastoreo y verían que ayuda nos podian dar... Sigo esperando la visita de pastoreo... Nunca llegó.. por circunstancias al cabo de varios meses ya me resultó cada vez más complicado asistir a las reuniones porque tenía a mi abuela ingresada ennel hospital y me dijeron iremos a verte... Y todo se quedó en eso... Hasta q hace unos meses llame a uno de los ancianos para preguntarle algo acerca de la tarjeta de publicador de mi abuela y fue cuando.. oye podemos hacer visita de pastoreo? Mi marido no quiso pero yo sí.. solo me reuni para decirle como me sentía.. que pedí ayuda hace unos años y nadie vino a ayudarme... Me pidieron disculpas de parte del cuerpo de ancianos y me animaron a ir a la visita del superintendente.. q era justo la semana siguiente.. (casualidad?)
no culpo a esos ancianos, son humanos, ya lo sé.. y tienen sus problemas como todos, pero gracias a ellos he de decir q tmb ahora estoy en la posición en la q estoy... Y ahora mismo cada vez estoy más agusto al respecto
Responder
#11

elmasraro waooo en mi ciudad pasa exactamente eso.. acá en la congregación el  Anciano coordinador se mudó de ciudad y habían 3 ancianos aspirando a coordinar, cuando vino el viajante pues prefirió mover media ciudad y hacer nuevos arreglos y trajo a un nuevo coordinador, porque los ancianos que están solo quieren trabajar cuando se avecina la visita para quedar bien.
Nunca salen a predicar pero la semana de la visita salen todos los días para que el viajante vea que son celosos.. pero por lo menos acá el se entero que todo era una fachada como sucede en la mayoría de los lugares..
Responder


Posibles hilos similares...
Hilo / Autor Respuestas Vistas Último mensaje

Salto de foro:


Usuarios navegando en este hilo: 1 invitado(s)