Copyright owners, please read our FAIR USE NOTICE / AVISO DE USO JUSTO. (April 08, 2018)

Calificación:
  • 1 voto(s) - 5 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Mi historia y presentacion
#1

Buenos días a todos

Años dentro de la organización: hasta los 37

Estado actual: desasociado

Llevo años leyendoos, a algunos desde el foro de los fuentes, pero es la primera vez que doy el paso de escribir mi pequeña experiencia, y creo que lo hago por necesidad.

Vivo en España, y no quiero dar muchos datos específicos por que aún tengo familia dentro, y no quiero que sepan quien soy, aunque si alguien que me conoce lo lee me va a identificar fácil.

Me bauticé en mi adolescencia, en parte sabiendo que era lo que tenía que hacer, ya que mis padres eran testigos y yo me crie así desde que nací, y en parte por que vi que mis mejores amigos ya estaban dando el paso. La verdad que aunque era joven, todo el mundo me veía como un joven maduro, y tenían muchas esperanzas puestas en mi, y eso me hacía sentir bien. He de decir que nunca he alcanzado mayores privilegios que los de un bautizado normal, en parte por que no lo vieron los ancianos factible, y luego por que yo ya no me sentía merecedor de ellos y deje de esforzarme.
Al poco de mi bautismo, siendo aún joven, conocí a una hermana de otra ciudad, la que hoy puedo decir que fue mi primer amor. Precursora, espiritual, guapa, puedo decir que me enamore sin duda. Iniciamos una pequeña relación por carta, antes no había messenger, watshap y se estaba empezando con los móviles. Nos veíamos cuando podíamos que eran pocas veces por que aún yo no trabajaba ni tenía coche y nos separaban bastantes kilómetros. Los primeros abrazos, el primer beso, y lo que se prometen todos los enamorados. Nunca nos sobrepasamos en cuanto a lo que se espera de un cristiano.

A los pocos meses me entero de que esta chica había sido censurada en la congregación, y yo, como la quería le llamo, pregunto que ha pasado, que no pasa nada, que ahora haga las cosas bien y yo la ayudaré, etc . Y lo que la pasaba es que había dejado de creer, así que decidió que lo mejor era dejar lo nuestro, por que yo si creía, y quiso romper esa relación. Aquello me dolió mucho, era la primera vez que me ocurría, y bueno, pues lo normal, hasta que se pasa. Siempre me quedo la espinita de que podía haber sido el amor de mi vida, pero que por la religión no pudo ser.

Gracias a que tenía un gran grupo de amigos cristianos, de los cuales aún guardo muy buen recuerdo, pude recomponerme, y seguir adelante. Al cabo de año y algo empiezo una relación con una hermana que ya conocía de siempre. Yo sabía que le gustaba, y ella no se como ni por que me empezó a gustar también. Así que empezamos el noviazgo.

Al tiempo de esto, en mi casa mis padres estaban fatal en su relación, hasta el punto que mi madre decidió romper con todo, se separaron y ella se desasocio. Ella siempre ha sido muy trabajadora, y creo que la presión del trabajo, de la vida teocrática, y cosas que no puedo contar qué ocurrieron, desencadenó en eso. Cómo debió verse la pobre para dejar a sus dos hijos de la noche a la mañana, con todo lo que se había esforzado por sacarlos adelante. Esto hizo mella en mi. Ahora ya no podría tener trato con mi madre, incluso sabiendo que se quedaba sola. Me partía el alma, pero ya sabéis muchos de vosotros cómo funciona esto, estaba empezando una relación con otra precursora, y tenía que confiar en Jehová, y serle leal. Así que con todo el dolor que me producía, corte mi trato con ella, quedándome a vivir con mi padre y hermano. Mi hermano al poco abandono la organización, no estaba bautizado, y aunque no corte el trato igual, pues nos distanciamos muchísimo.

Seguramente esto hizo que me apoyara más en mi nueva relación amorosa. Me había vuelto a enamorar, y eso me hacía sentir muy feliz. Pero surgieron los peligros de una relación cuando se es muy joven y fogoso, como era mi caso. Nos extralimitamos en nuestras muestras de afecto, y empezaron los remordimientos de conciencia, remordimientos que jamás nos abandonarían. Ya teníamos planeado todo, casa, boda y vida. Si confesábamos sabíamos que no nos darían el discurso y estropearíamos todos los planes de boda, así que no fuimos capaces de hacerlo. Yo en mi interior acallaba mi conciencia diciendo que ya confesaría más adelante. Los dos veníamos mucha familia dentro de los testigos, y no estábamos preparados para dar un disgusto así, y nos daba mucho miedo confesar por las posibles consecuencias.

Nos casamos, y la verdad que ahora puedo decir que fue maravilloso, que pasamos unos años buenísimos, que fuimos muy felices los dos, y que no lo cambiaria por nada del mundo, de verdad.
Pero el día de la boda fue muy triste para mi que mi madre no me pudiera acompañar, fue horrible, y aún no me lo he perdonado. Ninguna madre merece no estar el día de la boda de su hijo, lo mires como lo mires. Pero como muchos sabéis, esto hubiera supuesto que no fuera ningún invitado casi, ya que casi todo el mundo era testigo de Jehova.

Como decía fueron años muy felices, pero es verdad que los remordimientos de vez en cuando salían a relucir, y eso iba minando en nosotros. Seguíamos nuestra rutina de vida Cristiana, reuniones, predicar, asambleas, estudio para la reunión. Pero en el fondo de nuestro corazón teníamos la culpa de lo que habíamos hecho así que no dejaba de pensar que todo lo que hacía, todo el tiempo que invertía, era en balde, porque era un pecador, y que Jehová no veía lo que hacía, ya que no estaba limpio. Y mi esposa estaba como yo. Pero con los años, te endureces, y aunque esta ahí, lo escondes para poder vivir. Yo soy muy sensible y creo que todo me afecta demasiado. El tener esto dentro hizo que nunca me esforzara por alcanzar privilegios de servicio, no podría aceptarlos por que yo sabía lo que había, y no podría soportar más carga. Así que siempre que me abordaban los ancianos para ver si podían ayudarme en mi progreso les daba largas, que si el trabajo me deja agotado, que si no me da tiempo, que si voy a esforzarme más , etc.... en casa tampoco teníamos una rutina de estudio de familia, ni nada asi, por que para que emplear más tiempo para nada?

Estuvimos en un grupo de idiomas, el cual me exigió mucho tiempo. Trabajaba en esa época 10 horas, curso, reuniones, preparación, estaba exhausto. No podía más, y encima con el remordimiento de saber que a Jehová no le servía todo mi sacrificio. Estuve así unos dos años. Decidimos dejar el grupo, y volver a la congregación de nuestro idioma y fue un alivio, la verdad.

Ahora que tenía más tiempo, decidí aplicarme un poco más al estudio de la biblia, que a lo mejor eso me daría fuerzas para confesar y poder vivir feliz dentro de la organización y en paz conmigo mismo.
De esto hace ya como 5 años más o menos. Y decido empezar por lo que más me motivaba , que eran las profecías. Y como no, empecé por la más importante, por la de las 70 semanas, quería entenderla bien y poder explicarla en condiciones a cualquiera con pelos y señales. Y empecé a investigar, no solo en las publicaciones, sino que buscando apoyos fuera, ya que siempre se nos ha dicho que toda la verdad tiene apoyo de la arqueología, y bla bla bla

Y ya os podéis imaginar. Empiezo a alucinar viendo que no cuadran las cosas, empiezo a ver blogs que explican que el 607 es un error, y que nadie, salvo los testigos apoya esa fecha. No sabía que creer. Ahí empezó otra crisis de conciencia más. Un montón de interrogantes empiezan a pasar por mi cabeza. Y si esto que leo es verdad, habrá más cosas que estén equivocadas? Claro, internet es un arma poderosa, y en manos de alguien curioso como yo, pues más aún. Siempre he sido de la idea de que de todo hay que saber las dos o más versiones, y que no te puedes fiar sólo de una fuente. Es lógico, siempre que haces algo importante, como una compra, o alguna decisión, antes valoras pros y contras, opiniones de otros, opiniones de los que lo tienen, por que lo recomiendan y por que no. Entonces me di cuenta, que ese examen no lo había hecho con lo más importante de mi vida. Con lo que regia mi forma de ver el mundo, de vivir de actuar. Me había conformado con una versión, y ya está.

Y si lo demás es mentira? Y si todo es un engaño? Un sudor frío me recorría el cuerpo. Solo pensar los remordimientos que he tenido toda mi vida, el trato con mi madre, y las cosas que he dejado de hacer y de vivir y de sentir por creer en esto, a pesar de no hacer las cosas como debía, me ponía enfermo. La cantidad de tiempo empleado, uffff....Todo esto claro se lo oculte a mi mujer.

Para mí mismo razone, si esto es mentira, los que mejor lo tienen que saber son los miembros del cuerpo gobernante. Habrá habido alguien cercano a ellos que haya contado su experiencia? Y claro, fui a dar con él libro de Raymond Franz, crisis de conciencia. Y ya todo fue seguido. Devoré el foro de los fuentes, y vi por mi mismo que habían tergiversado cosas, lo de la onu, el cambio de la generación, la locura de la sangre, la medida de la expulsión, lo de los abusos a menores ocultos, la opacidad financiera, etc etc . La mayoría sabéis a todo lo que me refiero.

Me había liberado del peso de mis pecados, pero ahora sentía el peso de estar tirando mi tiempo de verdad. Pero que podía hacer? Estaba mi mujer y familia dentro. Así que un día decidí hablar de esto con mi mujer.
Y para mí sorpresa, en cosas estaba de acuerdo, pero donde íbamos a estar mejor que aquí? Además estaba la familia y todo, aunque todo fuera una mentira, y no haya paraíso, la vida era buena y no hacíamos mal a nadie.

Así que si antes me costaba hacer las cosas, pues imagínate luego. Ir a predicar lo que yo no creía, ir a la reunión a qué te metan miedo con el fin, me costaba mucho disimular mi cara. Hasta mi mujer me lo decía. Era un suplicio.

En estas estaba cuando seguíamos haciendo planes de futuro mi esposa y yo, queríamos tener un hijo. Pero ahora venía el problema, que le íbamos a enseñar? Yo no me creía esto, pero mi mujer quería enseñarle lo que debía. Yo razonaba que le enseñaríamos esto pero que siempre le daríamos la opción a que hiciera lo que quisiera sin presionar. Tenía derecho a conocer esto pero lo demás también. Eso no la convencía mucho pero era lo que había.

He de decir en este punto que la relación entre nosotros se había deteriorado bastante. Nos queríamos, pero los dos nos pedíamos cosas que no estábamos dispuestos a dar, o que no entendíamos que fueran necesarias, no quiero entrar en intimidades, pero una relación de tantos años, pues con la rutina ya se sabe que se pierden muchas cosas. Con esto pero con la mente puesta en tener un hijo nos mudamos, a una buena casa. Las cosas económicamente iban bien, y pudimos comprar algo que nos gustaba mucho a los dos. Una nueva ilusión, seguro que cuando fuéramos a vivir allí nuestra relación volvería a florecer, estaba súper ilusionado.
Decidimos esperar un año antes de tener nuestro hijo por otros planes que teníamos.

En cuanto a la relación con los hermanos, pues me llevaba bien con todos, pero no había profundizado con nadie. Ni siquiera los mejores amigos de mi juventud continuaron esa relación estrecha. Cuando nos casamos, nuestra casa estaba abierta para todos. Siempre salíamos con el grupo de siempre, para que las amistades siguieran ahí, pero cuando ellos se casaron hicieron sus vidas, cada uno a un grupo de idiomas, y como yo no progresaba, no se , me sentí como que me veían como un bicho raro, y se alejaron de nosotros bastante. Esto antes de mi crisis de conciencia. Cada vez era más difícil quedar con ellos y hacer cosas normales, salir, hacer deporte. Ir al cine, dar una vuelta.... y cuando lo hacían era por que insistíamos nosotros en hacerlo. Así que nos cansamos de estar detrás de ellos. Solo les importaba predicar, lo demás parecía no existir. Y cuando nos juntábamos de vez en cuando las conversaciones solo eran, lo estudios bíblicos,los idiomas, las escuelas, etc... y pensar que habría dado mi vida por ellos si hubiera sido necesario, madre mía, cuando ellos pasaban de mi como persona olímpicamente. Solo tenía una buena relación con dos familiares testigos.

Y claro, cuando dentro no tienes amigos con los que hacer cosas pasa lo que pasa. Yo tenía un trabajo en el cual conocía a mucha gente. Y tenía muchos compañeros y compañeras. Y en seguida sentí el afecto y cariño de casi todos ellos. Me sentía súper valorado, y todos me apreciaban muchísimo.A pesar de que siempre me identifiqué como testigo y que no compartía con ellos las cosas típicas, cumpleaños, salir x ahí, etc ellos siempre me invitaban. Que si salir x ahí, que si de excursión, que si ir a cenar, que si quedar para jugar al fifa, Lo que no me daban los que eran mis amigos, me lo querían dar los del mundo. Y después de mucho decir no, y tras creer que todo era mentira empecé a aceptar alguna invitacion. Casi siempre acompañado de mi mujer.
Y vi que eran personas normales, que trataban de vivir sus vidas de la mejor forma que podían y sabían y que pasaban buenos ratos haciendo cosas normales, sin necesidad de excesos ni nada raro. Esto abrió mucho más mi mente y mi forma de ver la vida y lo que me rodeaba.
Pero empezaron a llegar las presiones. Que si vais mucho con gente del mundo, que si desde que trabajas allí has cambiado a mal, que si predicas poco, que si pierdes reuniones x trabajo que mal, etc etc

Yo ya empezaba a estar hartándome de todo, además de que con mi mujer la cosa en vez de mejorar en la casa nueva, cada vez era peor. Cada vez estábamos más tirantes, enfadados, resentidos, y me sentía poco valorado y querido. Estaba deseando ir a trabajar, me sentía mejor allí que en mi propia casa. Y seguro que ella también se sentía exactamente como yo, pero nunca tuvimos el valor de sentarnos y hablar las cosas bien y solucionarlo ahí. Cuanto lo lamento. Aquí quiero decir que mi mujer era y es una persona maravillosa, muy buena, y que para nada es la mala de la película, que yo fui incapaz de valorarla, y si hay alguien malo en esta historía ese soy yo.

Así que dentro de mi empezaba a sentir la necesidad egoísta de sentirme valorado.. o no sé cómo explicarlo. Me sentía agotado, vacío, desgastado, como que mi vida no daba más de sí ya, y no veía que la cosa fuera a mejorar. Yo que sé ....Me veía atrapado en mi vida y en mi religión, sentía que necesitaba huir, un cambio.
Pero no quería hacer daño a nadie, así que me tenía que conformar y tratar de estar lo mejor posible en esa situación.

Pero un día, un mal día, mi mujer estaba de viaje con su familia por una semana, viaje al que yo no pude ir por trabajo. Además cuando se fue estábamos enfadados( como no). Y en ese preciso momento apareció una persona que haría que mi vida diera un giro de 180 grados.
Responder
#2

WoooW querido compadre gonso81 me leí con mucha atención tu historia en algunos puntos me sentí muy identificado y me siento igual por que sigo "activo" y tengo toda mi familia dentro y también he tenido esos sentimientos con mi esposa de que no se me valora, no tengo amigos en la "organización" y siento que he vivido una mentira, pareciera que estas contando mi historia.

Lo único que puedo decirte es animo¡¡¡
Muchos de los que estamos aquí hemos tenido experiencias muy similares a la tuya pero hay que tener fuerzas....

Estaré pendiente de la conclusión de tu historia¡¡¡¡

La vida es un tránsito; el mundo es una sala de espectáculos; el hombre entra en ella, mira y sale.
Demócrito.
Responder
#3

Bienvenido, y gracias por platicar tu historia, tienen tantos aspectos semejantes a otras historias de algunos que ya las han contado y de tantos otros que leen en silencio, bueno tú ya nos conoces y ahora te conocemos sabemos que estás ahí ya dejaste de ser un visitante anónimo del cual solo veíamos un número, ahora tienes presencia y una historia que contar y un futuro que compartir, estaremos atentos a lo que. Os quieras compartir con el fin de desahogarte, tú ya sabes cómo funciona esto.

"Nada te ata excepto tus pensamientos; nada te limita excepto tu miedo; nada te controla excepto tus creencias." ( Marianne Williamson.)

[Imagen: giphy.gif]

Responder
#4

primeramente te agradezco por abrir tu corazón y contarnos parte de tu historia, estaremos atentos a tus aportes y esperamos ser de ayuda, saludos

...Cuando la ignorancia envidia y critica, la inteligencia observa, escucha y se ríe...
Responder
#5

Gracias a todos los que os habéis tomado la molestia de leer mi relato, sé que es muy extenso y que puede dar pereza.. es normal
Y gracias a los que me dais ánimo. Lo estoy haciendo un poco a modo de terapia, la verdad, y si a alguien le sirve mi experiencia para algo, pues mejor todavía.
Seguiré en cuanto tenga otro rato.
Responder
#6

Hola gonso81 bienvenido...

De momento te doy la bienvenida porque no puedo decir más... Solo que me has hecho llorar...
Has dicho y contado ciertas cosas que me han llegado muy muy profundo... Incluso tu nic es especial para mi...
Dame un tiempo y comentaré más...
Un abrazo muy fuerte y ADELANTE... SIEMPRE ADELANTE...

No dejéis de hacer las preguntas difíciles...así es como cambia el mundo...

http://desdefueradelajaula.blogspot.com.es
Responder
#7

Un gusto conocerte y como todos han dicho tu historia es similar a la de muchos. Comprendo algunas de tus situaciones. Yo no soy testigo pero estoy casada con uno hace 14 años. Solo estoy esperando el momento para dejarlo y dejarlo todo.

Te animo que sigas adelante y me alegro que hayas leido crisis de conciencia a mi me ayudo mucho.

Un abrazo,
Katia
Responder
#8

Me ha encantado tu forma de expresar como lo viviste todo y con gran humildad, reconociendo tus errores en vez de culpar a los demás. Eres grande. Bienvenido Smile
Responder
#9

No hay nada de malo en terminar una relación que ya no funciona.


"Es al caer en el abismo cuando recuperamos los tesoros de la vida" -JOSEPH CAMPBELL

Te invito a leer la traducción que realicé al libro "Nueva Luz" documenta decenas de cambios en las doctrinas que han tenido los testigos y que muchas veces se contradicen.

Responder
#10

Bienvenido. Gracias por abrir tu corazón y contarnos parte de tu historia (porque al parecer hay una segunda parte). Nos has permitido conocerte y eso se valora.

An extrahere poteris Leviathan hamo, et fune ligabis linguam eius?
—Job 41:1
Responder
#11

Hola gonso81 ¡bienvenido!

Me he metido en tu relato cómo no tienes una idea... También me sentí identificada en algunas partes de tu experiencia: el vivir en silencio dentro de una comunidad a la que no puedes decirle que supiste que te habían engañado.

Eres muy honesto y eso me encanta! Aceptas tus errores y también comparto la idea de algunos compañeros: aunque duela mucho, no tiene caso seguir en una relación que no funciona, pues sólo causa daño para ambas partes

Estamos a la espera de la continuación de tu historia.

Saludos desde México.

"Felices los normales, esos seres extraños"
Roberto Fernández Retamar

"El único tirano que aceptaré en este mundo es la pequeña voz silenciosa del interior"
Mahatma Gandhi
Responder
#12

Gracias a todos de verdad por vuestros comentarios, y por vuestro tiempo. Continuo contando mi historia.

Como dije, algo hizo que mi mundo cambiara de la noche a la mañana prácticamente. Mi mujer de vacaciones con su familia, y yo solo en casa, en la mañana me disponía a ir a trabajar, como cada día. Pero justo cuando salía de mi garaje, vi que una de mis vecinas salía a trabajar, y que iba tarde. Sé que iba tarde no por que la hubiera estado controlando ni nada así, apenas la había visto en un año 3 veces, pero mi mujer Justo hacía dos semanas me comentó que siempre se iba a cierta hora y ese día pues era más tarde, por que si no no hubiéramos coincidido. Dudo entre si decirle algo o no, pero como vivíamos en un pueblo cercano a la capital, le comentó que voy al centro, que si le va bien le puedo bajar, yo pensando que iba tarde. Y ella dudando al final me dice que si, que le va bien, que ya iba a llegar tarde porque había perdido el bus anterior. Así que eso hago. Una conversación de lo más normal hasta que llegamos a la ciudad y hay queda la cosa. Yo le digo amablemente que si alguna vez vuelve a perder el bus, que yo salgo a esa hora, y que no me cuesta nada acercarle alguna vez q necesite, y nos damos los teléfonos para avisar en caso de que ocurra.
Para mí no es nada extraño, muchas veces he acercado a compañeros y compañeras a casa desde el trabajo o al revés, no vi nada malo en ello.
A media mañana recibo un mensaje de esta persona dándome las gracias, que la había sacado del apuro, y que quería agradecérmelo invitándome a un café en el pueblo. Leí el mensaje pero no contesté. No sabía muy bien que decir la verdad. Al rato vuelve a escribir diciendo que espera q no me haya tomado a mal el mensaje, que solo era una cordialidad, que si no quería ir que tranquilo q no pasaba nada. Y yo, que estaba solo, y más aburrido que ni sé, acepto tomar el café. Así podría conocer mejor a mis vecinos, ya que casi llevábamos un año viviendo al lado y apenas sabíamos nada de ellos. Y justo aquí, en este momento es donde empieza mi locura.
Quedamos en un bar, y hablamos un rato. Primero de cosas triviales, del pueblo, las casas, los vecinos, etc. Y luego empezamos con temas más personales. Que si ella acaba de dejarlo con su novio, que ella había visto que yo tenía pareja. Yo le dije que si, pero que esta semana estaba fuera. Y claro, le dije que aunque no pasa nada por tomar un café, perferia que no se enterara para q no pensara cosas raras. Me dice que claro, que es mejor así, que lo entiende. Y después de una hora de hablar de nuestras cosas, nos vamos cada uno a su casa. Ella me dijo q ese sábado se iba a ir con las amigas x ahí a salir para olvidarse del novio. Reconozco que disfrute mucho hablando con ella y que ella confiara sus cosas como si me conociera de toda la vida.
Yo hablo con mi mujer, y le comentó que esta mañana había acercado al centro a la vecina, y no le pareció raro ni nada. Pero del café no le dije nada, no quise darle importancia.

Y llega el fin de semana. Yo en casa solo, ya que mis amigos de la congregación parece que el sábado no existe, y no hay nunca ningún plan, en el trabajo nadie dijo nada, que hubiera podido ir a cenar o algo con ellos y me habría librado de este horrible año, así que me dispongo a pasar solo otra emocionante tarde de sábado sin hacer nada más que jugar a la play y tomarme alguna copa solo.

No quiero justificar nada de esto, solo lo cuento como yo lo pensé en ese momento, a día de hoy sé que estuvo fatal,pero dentro de mi en ese momento lo viví así.

Esta chica vivía con su hermana y su cuñado. Y su sobrina de menos de un año de edad. Les ayudaba cuidando a la niña, y de momento vivía allí. En esto que por la ventana veo que su hermana y cuñado se van con el coche el sábado por la tarde, y pienso: pues ya se le estropeó el plan, por que le va a tocar quedarse con la niña ....
y después de pensarlo mucho, y yo que sé por que , el aburrimiento, que aún estaba resentido con mi mujer o por estupido total e imprudente, y desoyendo todas las alarmas de mi conciencia, y con algo de alcohol en mi cuerpo, decido escribir un mensaje en plan simpático.
Pues se te ha estropeado el plan, eh? Jejeje o algo así. Y ella rápido me responde que no, que volverían rápido a casa y podría salir. Pero que había quedado tarde, si me apetecía ir antes a tomar algo. Y yo, tonto de mi, acepte. Digo tonto de mi no por aceptar, sino porque mi intención era esa, si ella no me lo dice sé lo hubiera dicho yo igualmente.
En hora y algo quedamos y nos vamos a comer algo x aquí cerca de casa. Seguimos hablando, nos sentíamos muy cómodos los dos, riéndonos hablando nuestras cosas, y aquí fue donde le comentó que yo no estaba pasando tampoco un buen momento con mi mujer, incluso le comentó que soy testigo de Jehová, pero que ya no creía, y ella parece comprenderme a la perfección. Yo que sé, sentí algo que hacía mucho que no sentía. Una mujer bastante más joven que yo, guapa, atractiva, que estaba tan agusto conmigo, se reía conmigo, no sé, llamadme tonto, pero sentí una conexión rara o eso quise ver. No me acordaba de mi mujer para nada. En esto que dice que una amiga le ha mandado un mensaje que se cancelaba la salida, que si no me importaba ir a tomar una copa x aquí. Mis alarmas sonaban, pero yo ya no quería oírlas. Me sentía tan bien en ese momento, que no fui capaz.
Y eso hacemos. Me confiesa que se había fijado en mí desde que me vio la primera vez al lado de casa, que si le parecía muy atractivo, que sentía algo especial en ese momento conmigo ... y todas esas cosas que te dicen y que hacen sentirte uffff, no sé ni cómo decirlo. Llega el alcohol, un par de copas, y a pesar de que yo antes había dicho que era casado, que no quería nada más que pasar un buen rato tomando algo y ya, me dice que le encantaría un beso nada más, que sentía mucha curiosidad. Dentro de mi mi razonamiento, para auto justificarme, fue que un beso tampoco iba a pasar nada, y lo hice. Un beso envenenado. Le vuelvo a explicar que no quiero nada más, que ya eso me hacía sentir un poco mal, que si algo más pasara no podría ni volver a mirarme en el espejo, que lo sentía mucho pero que hasta ahí. Ella me dice que lo entiende, pero que lo siente mucho. Que le hubiera gustado mucho estar más íntimamente conmigo. Nos vamos a casa después de algún beso más, bailar y pasarla bien. Y el veneno ya lo tenía inyectado en la cabeza.
La mente intenta justificar mi comportamiento, en plan, es normal, tu mujer ya no te hace ni caso, no tenéis apenas relaciones, no te hace sentir valorado ni querido, y bla bla bla .
Llegado aquí quiero decir por si a alguien que me lee le sirve, que son sólo autoengaños. La mente te dice eso para poder sentirte mejor y aliviar tu carga y conciencia, pero un alivio no es una curación, y la conciencia tarde o temprano va a actuar. Y si esto lo hace con gente que no hace ni caso a la biblia, imagínate a los que hemos sido educados y criados dentro de los testigos de Jehová.
Mi mujer regresaría a casa en dos dias, y yo me habia resuelto dentro de mi para aliviar mi pesar, a estar más atento a ella, a estar más cerca y hacerla sentir más querida que antes. Me sentía mal por lo que había hecho y quería sentirme mejor.
Ella regresó el encuentro fue lo más opuesto a lo que esperaba. Parecía que en vez de estar una semana sin vernos, viniera de comprar el pan. Todo muy frío, y claro, rápidamente me acorde de cómo me sentí el fin de semana y que diferente era. La vecina vuelve a querer quedar a tomar un café, y yo lo acepto. Café tras café, hablando vamos acercándonos cada vez más y más. Hasta que al final pasa lo que os imagináis. En casa me sentía mal, y con esta persona muy bien. Y decido dar el paso. Vuelta a la justificación, total solo una vez, me lo como solito, y ya. Ya estoy harto de cómo estoy en casa, que no me merezco eso, que si ella no me quiere dar lo que le pido pues q se lo ha buscado, y mil y una justificaciónes para algo que no tiene justificación alguna. Si alguien está en ese punto, ahí otras formas de hacer las cosas, está no es, no existe justificación.
Y empiezan las mentiras continuas, los miedos a que te vean hermanos x ahí con otra persona tomando café, los engaños de voy aquí o allá , cuando estás con otra persona, el no separarme del móvil en ningún momento, mentiras mentiras y más mentiras. Mi mujer nunca sospechó nada, por que cada uno hacíamos bastantes cosas de forma independiente, a mí me gustaba mucho el deporte, y a ella no, y yo dedicaba tiempo a estar practicándolo y ella prefería dormir la siesta o en el sofá viendo la tele. Y ahí tenía mi coartada para mis encuentros, y más fácil y teniendo a la otra persona tan cerca de casa. Solo nos separaba un cristal en el balcón a mi vecina y a mi, así que imaginad la situación.
Pero poco a poco me voy sintiendo mal, y cada vez peor. Me empiezan a venir los remordimientos, y el mal que le estoy haciendo a mi mujer. También egoístamente me había quedado enganchado de mi vecina, y empiezo a creer que con ella sería más feliz. Podría tener una vida sin testigos, y con alguien al que le gusto y me lo demuestra cada día. Y empiezo a fantasear con la idea. Pero no podía ser. Solo con pensar en el daño que haría a los demás y a mi mujer especialmente se me ponía el pelo de punta. Pero no era capaz de parar eso. Era tonto y débil, y no era capaz de pararlo. Hace un año de esto y aún hoy me pongo muy triste recordándolo. Pero como dije antes, la conciencia se puede aliviar , pero solo un tiempo. Después de un mes engañando a mi mujer y con esta doble vida, por que yo seguía mi rutina normal de predicar, reuniones, etc...
mi cabeza tenía ya una tensión que no podía soportar, un dolor que no se iba, ya no podía aguantar más toda esta mentira y falsedad que estaba viviendo yo y mi mujer al ocultarle todo lo que estaba pasando.
Fue un sábado por la tarde cuando estábamos en casa viendo una película, mientras yo le daba vueltas a todo a la cabeza, cuando el tema de la película me hizo sentir identificado. La historia de un hombre q le va mal en su matrimonio, que no se siente feliz, y que una compañera de trabajo mucho más joven se le acerca y la engaña. Vamos, lo que estaba viviendo yo en ese momento. Me tuve que dar la vuelta en el sofá por que se me saltaban las lágrimas. Pero mi mujer me lo noto y pregunto si me pasaba algo. Le dije que no, que no se preocupara. Pero yo ya no podía más con esa situación. No estaba siendo honesto ni conmigo ni con mi mujer ni con mi vecina ni con jehova ni con nadie, esto no había quien lo soportara más. Así que al día siguiente, domingo, día de reunión decido terminar con todo y que salga el solo por donde quiera
Responder
#13

Tu debes de ser periodista o escritor porque tu redacción es impecable. Jajaja. Me llama la atención que a pesar de estar sacando los pies del plato seguías reuniendote y predicando con normalidad. Es una constante al parecer en muchos casos. Me pregunto cuantos "hermanos ejemplares" estarán en lo mismo pero estan bien calladitos. En cambio tu tuviste el valor de enfrentarlo.

An extrahere poteris Leviathan hamo, et fune ligabis linguam eius?
—Job 41:1
Responder
#14

Me recuerda mucho el caso de un anciano, que había sido SC, cuando se trató su caso, tenía una historia ya de relaciones extra maritales, aún así él seguía presentando discursos en asambleas, incluso era el encargado de asamblea, y no es el único que conocí, esos casos se dan mucho.

"Nada te ata excepto tus pensamientos; nada te limita excepto tu miedo; nada te controla excepto tus creencias." ( Marianne Williamson.)

[Imagen: giphy.gif]

Responder
#15

Checa esto

https://extj.co/foro/showthread.php?tid=3115


"Es al caer en el abismo cuando recuperamos los tesoros de la vida" -JOSEPH CAMPBELL

Te invito a leer la traducción que realicé al libro "Nueva Luz" documenta decenas de cambios en las doctrinas que han tenido los testigos y que muchas veces se contradicen.

Responder


Posibles hilos similares...
Hilo / Autor Respuestas Vistas Último mensaje

Salto de foro:


Usuarios navegando en este hilo: 1 invitado(s)