Copyright owners, please read our FAIR USE NOTICE / AVISO DE USO JUSTO. (April 08, 2018)

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Precursores y de circuito igual o no que apóstol pablo
#1

Hoy en día los superintendentes de circuito, precursores especiales, precursores regulares y la gran mayoría dedican muchas horas a la predicación.

Muchos de ellos NO tienen un empleo o trabajo propio.

El apóstol Pablo se dedicaba a predicar y también a trabajar como cualquiera haciendo tiendas de campaña, la pregunta es ¿Cuántas horas predicaba realmente el apóstol Pablo por mes?

¿Acaso predicaba 70 horas y aparte otras horas a preparar sus discursos y otras horas a visitar a sus hermanos y otras horas a otras actividades de la congregación?

¿Cuántas horas dedicaba a las llamadas actividades espirituales y cuántas horas a su trabajo de las tiendas de campaña?

¿Era igual a como son los precus de hoy en día?
[+] 3 foristas dieron MeGusta al mensaje de qscsfex
Responder
#2

off topic, narrado de una version descontextualizada, pero que tiene la misma idea. el original data del siglo XIII.

En el país del Girasol reinaban la fe y buenas costumbres. Y en su centro geográfico, en medio de una hondonada regada por las aguas cantarinas de un riachuelo, se alzaba un bello templo / santuario en honor de la Virgen de la Espiga, patrona de la región. Una comunidad de sabios y devotos monjes atendía su culto y acogían a los numerosos campesinos que desde muchas leguas a la redonda, venían a honrar a la Madre de Dios y a purificar sus conciencias en el sacramento del perdón.

El día de la gran fiesta, la multitud era enorme: misa solemne, procesión con la imagen de la Señora rezos alternando con cantos y acordes de guitarras; y a trechos, el trenzado alegre de unos bailes folklóricos cuyos trajes típicos agregaban colores a la fiesta. La Virgen de la Espiga sonreía dulcemente a todos sus hijos labriegos.

No era raro que algunos años llegara también un carromato de títeres, que anochecido, completaban la fiesta con sus cómicas actuaciones. Así fue aquel año en cuestión, por cierto, con máxima afluencia de romeros.

Entre los titiriteros, venía un apuesto joven, harto hábil saltimbanqui, a más de experto en vihuela. Y "versolari" que dicen los vascos; es decir, hacedor de atinados, jocosos y bellos versos: algunos más piadosos; otros, más bien mordaces, criticando las vidas y hablas campesinas, lo que provocaba sonaras risotadas en los espectadores.

Alvar, que así se llamaba el mozo, - apenas superada la adolescencia-, se había echado a la vida de juglar errante abandonando la casa paterna, lo que acarreó la muerte prematura y apesadumbrada de sus progenitores.

Cuando llegó a saberlo, un manto de tristeza oscureció su carácter, de suyo alegre y jacarandoso. Quiso compensarlo usando sus cualidades, donaires y fantasía. Y así, un buen día, buscando una felicidad que no hallaba, se unió a un numeroso grupo de saltimbanquis, esperando que nuevas aventuras le distrajeran las penas. Pero ni aún así: en su alma, sentía un hueco oscuro y profundo de donde salía una voz de remordimientos.

Fue así como vino a parar, una fiesta de la Virgen de la Espiga, junto a los muros del monasterio de su santuario.

Por encima de ellos, desde su carromato, observaba a los monjes que silenciosos, rebosantes de serena paz, deambulaban por los jardines y huerta del convento: quiénes leían, quiénes rezaban el rosario; otros regaban las plantas, o escribían en sus celdas. Aquel ya anciano, sentado en el brocal del pozo, inmóvil y meditativo, como en éxtasis. Más allá, otro preparando un espléndido manojo de rosas para el altar de la Virgen. Todos, como seres de un mundo de limpia paz y armonía, antes nunca visto. Y le entró una santa envidia.

Asistió a la misa solemne, impresionado por el bien modulado canto monacal de los melismas gregorianos; y escuchó con atención el sermón, en el que el monje predicador dijo filigranas del amor de Dios y de su Sma. Madre y Madre nuestra.

Alvar salió de la iglesia pensativo.Aquella tarde, actuó bien por costumbre; pero en la noche no pudo dormir. Así, a la mañana siguiente, fue el primer penitente que se acercó al confesionario con tal espíritu que, de la iglesia fue a solicitar el ingreso en la comunidad de los monjes. Y fue tal su insistencia, que el prior le admitió a prueba.

Alvar se sintió feliz en su nueva vida; casi feliz, vaya. Porque aunque tenía una bella voz varonil y le encantaba cantar, desconociendo el latín y la música gregoriana se sentía marginado en la vida coral de los monjes. Tampoco era muy ducho en oraciones, pues desde el comienzo de su vida bohemia no había vuelto a rezar; justo el Padrenuestro y aún a trompicones. Por todo ello, aún siendo feliz, se sentía extraño en aquella comunidad de hombres de Dios.

Eso sí, despierto de inteligencia, había captado muy bien las prédicas del prior: lo importante es el amor, un amor entrañable a Dios, una íntima amistad con Cristo Jesús, un tierno afecto a su Sma. Madre.

Cada día llevaba un manojo de rosas frescas ante el sagrario y otro a los pies de la Virgen. Y hasta le parecía que su imagen le sonreía, con lo que su amor se acrecentaba más y más. Además, el sesudo y sabio P. Prior había dicho en una plática, -quizás adivinando sus luchas internas y su desconsuelo-, que para Dios no era tanto lo que sabíamos o hacíamos, sino el amor que en ello poníamos.

Rumiando en su mente estas aseveraciones, sintió como una iluminación. Y tomó una decisión: aquella misma noche, haría lo que sabía y lo haría de corazón.

Y así, cuando la comunidad se retiró a descansar, cautelosamente sacó de un viejo baúl un saco con sus antiguas pertenencias y de puntillas se dirigió a la iglesia. Encendió los cirios y volcó el saco del que salieron: una narizotas postizas que se colocó sobre las suyas. Una peluca verde rabioso que se encasquetó. Un jubón naranja chillón que se vistió. Y unas calzas color lagarto que se acomodó. Finalmente, unos zapatones boquiabiertos de puntera que se ajustó al tobillo con fuertes lazos. Ató, de columna a columna y de ambas al altar, una recia soga. Empuñó su vihuela y, sin más, a media voz para no despertar a los monjes, le cantó unos preciosos versos a la Virgen que, - se diría,- Ella agradecía con dulcísima sonrisa. Con costumbre de artista, tras los versos de amor que le cantó a la Señora y al Niño, una profunda reverencia. Y.¡huy!, "me parece que me han respondido con una inclinación de cabeza", se dijo. Nuevas endechas, nuevas reverencias al Hijo y a la Madre. una vez, y otra vez.¿Cuánto tiempo pasó..? ¡Casi toda la noche!

De pronto, dejó su vihuela y de un ágil brinco se puso sobre la soga. Tras nueva reverencia, picaronamente enseñó los dedos de sus pies por las punteras boquiabiertas de sus zapatones. Ahora sí que se atrevería a decir que las sonrisas de sus egregios espectadores habían sido más manifiestas, dulces y prolongadas. De donde sacó ánimos y bríos, y emprendiendo un gracioso trote sobre la soga, exageraba desequilibrios y simulaba caídas que no sucedían. Hasta le pareció que el Niño hizo algún gesto de susto con ocasión de algunas de sus volteretas endiabladas; pero, ¡cosas de niños!: la Madre sonreía y sonreía tranquila, como quien sabía que era astucia del juego.

Sobre una mano, sobre un pie, a horcajadas, de puntillas sobre la soga: un paroxismo de gestos cómicos y piruetas. El Niño, como extasiado de admiración, rompió en delicados aplausos y su Madre se deshacía en sonrisas. Alvar, sudoroso y fuera de sí de contento, ni se apercibió que despuntaba la aurora.

En estas estaba, en un último esfuerzo de increíbles jerigonzas, cuando entró la comunidad para cantar maitines. Los monjes quedaron aterrados, creyendo que el diablo vestido de harapos de colores se burlaba de nuestra Señora. Mas, de pronto, aquel "diablo" dio un salto descomunal e inexplicablemente, cayó con la suavidad de una pluma, a los pies de la Virgen Madre cuya mano besó reverente. Mano con la que, - según vieron los monjes estupefactos-, la Virgen recogió el extremo de su manto y con él enjugó el sudor de la frente al supuesto diablo de colores, dándole luego un beso maternal mientras el Niño con su manita acariciaba la peluca verde.

Vueltos de su estupor, se acercaron al altar, preciso instante en que el Niño, de un tirón, le arrancó la peluca y.¡ apareció el rostro radiante de Alvar dormido en el sueño de los justos !

aqui una edicion un poco mas apegada a la original... incluye muchos otros cuentos medievales. https://mercaba.org/mediafire/zink,%20mi...%b1ora.pdf

[Imagen: 166074694.jpg]
"Yo encuentro la televisión bastante educativa. Cuando alguien la enciende en casa, me marcho a otra habitación y leo un buen libro. "
Groucho Marx
[+] 1 forista dio MeGusta al mensaje de JoseFidencioR
Responder
#3

Hay que definir la palabra "predicar". Supongo que te refieres a horas en el "servicio del campo" o el "ministerio del reino".

discipulo del Cristo
Me identifico con las enseñanzas de Yahushua.
[+] 4 foristas dieron MeGusta al mensaje de discipulo del Cristo
Responder
#4

También habría que ver a quién le mandaba el apóstol Pablo su informe de predicación.

"La sinceridad duele a aquellas personas que viven en un mundo de mentiras"
Dr House
[+] 4 foristas dieron MeGusta al mensaje de Aimée
Responder
#5

(03-Aug-2019, 03:01 pm)discipulo del Cristo escribió:  Hay que definir la palabra "predicar". Supongo que te refieres a horas en el "servicio del campo" o el "ministerio del reino".

Si es correcto, pero además me refiero al tiempo invertido en actividades de la jw/wt que no se deben de poner en el informe de predicación o informe del servicio del campo.

En otras palabras, ¿Porque algunos consumen tantas horas en actividades prowatch que no les queda tiempo para el trabajo o muy poco tiempo?

Es verdad el apóstol Pablo evangelizaba mucho, pero no al grado de no costearse el mismo sus gastos, ¿Cuando estaba en prisión, quién le costeaba sus gastos?
[+] 2 foristas dieron MeGusta al mensaje de qscsfex
Responder
#6

Esto lo pregunto porque, ¿No se supone que Pablo imitó a Cristo? ¿No se supone que los tu deben imitar a Cristo y a Pablo? ¿No deberían los precursores y super de circuito imitar a Pablo?

Espero respuestas
[+] 1 forista dio MeGusta al mensaje de qscsfex
Responder
#7

¿De dónde nace la necesidad de trabajar? Al menos en los tiempos del apóstol yo diría que...

De una necesidad básica : Alimentarse. Secundado por placeres.

Supongo que en todo tiempo podrían existir ermitaños que a cambio de algún don artístico consiguieran comida o un lugar donde dormir, sin embargo, si hablamos de algo más formal, encontramos la búsqueda de un cometido: una remuneración para sustento.

De este personaje literario, Saulo de Tarso, sólo disponemos datos que se encuentran desperdigados en cartas de diversos autores. Debemos entonces indagar en esas cartas un poco sobre las actividades que los autores le atribuyeron a ese personaje.

La primera vez que este personaje aparece en la biblia (según su orden canónico) es en Hechos de los Apóstoles.

(Hechos 7:58) Y después de echarlo fuera de la ciudad, se pusieron a arrojarle piedras. Y los testigos pusieron sus prendas de vestir exteriores a los pies de un joven llamado Saulo. 
(Hechos 8:1) Saulo, por su parte, aprobaba el asesinato de él.
(Hechos 9:1, 2) 9 Pero Saulo, respirando todavía amenaza y asesinato contra los discípulos del Señor, fue al sumo sacerdote 2 y le pidió cartas para las sinagogas de Damasco, para que pudiera traer atados a Jerusalén

La introducción de un personaje es importante. Aquí nos muestran a un Saulo joven y a la vez influyente, de buena reputación entre los judíos, puesto que le confían a él las prendas de vestir exteriores para ponerse manos a la obra. También indicaría que esas personas reconocían que este Saulo no iba a ponerse manos a la obra con el apedreamiento. Conocían o intuían la pasividad de su joven compañero. Por lo general se esperaría que un joven tuviera la energía y la testosterona necesaria para realizar esta actividad física, pero aparentemente se visualiza a un Saulo que toma el papel del típico tirano pasivo que espera a que sus subordinados hagan el trabajo sucio por él.

También se ve que tiene el tiempo necesario para ir a pedir cartas a alguien con muchísima autoridad en ese entonces y comenzar una persecusión encabezada por él.

En esa época, que alguien tuviera a su cargo un grupo de hombres y una orden especial, le confería un rango bastante importante, este rango también le conferiría responsabilidad sobre el grupo que lideraba. Era el capitán quien tenía que pagar por la comida de su grupo y era la autoridad respectiva (Emperadores, Reyes, Sumo Sacerdotes) quien se encargaba de dar el dinero respectivo para la campaña.

No puedo decir a ciencia cierta si Pablo tenía un puñado de dinero cuando partía en esta cruzada anti-cristiana. Sólo puedo hablar de acuerdo al contexto histórico de la época de fechado de este manuscrito.

De todo esto podemos concluir entonces que Pablo tenía lo necesario para vivir y que sus ingresos posiblemente provenían de autoridades religiosas importantes en esa época.

Quizá me estoy alargando bastante en una introducción que todos conocemos, pero es necesario señalar este inicio, para compararlo con los acontecimientos de su vida cristiana.

Luego de la conversión, Pablo se vuelve un predicador persuasivo, enseñando con lógica el cristianismo a los judíos. En poco tiempo se ha ganado la confianza como para liderar a las congregaciones.

(Hechos 11:29, 30) Así que aquellos de los discípulos resolvieron, cada uno de ellos según los medios que tenía, enviar una ministración de socorro a los hermanos que moraban en Judea; 30 y lo hicieron, despachándola a los ancianos por mano de Bernabé y de Saulo.

Tenemos entonces nuevamente a un Saulo similar al que se nos introdujo en el capítulo 7: Un líder a cargo de otras personas. En este caso, a este líder se le ha confiado bienes.

Hasta ahora, en contexto, jamás se sugiere siquiera que Pablo tome tiempo para actividades que supongan una remuneración económica formal en algún tipo de trabajo seglar.

(Hechos 13:13) Los hombres, junto con Pablo, entonces se hicieron a la mar desde Pafos y llegaron a Perga de Panfilia. Pero Juan se retiró de ellos y se volvió a Jerusalén.

El versículo anterior sucede un tiempo después de la misión de socorro. Pablo aún tiene hombres a su cargo en sus viajes misionales. Imagínese ahora esa empresa, en aquel entonces:

-Tener que rentar un barco para muchos hombres y hacerse a la mar. Si tenías que usar un medio marítimo para transporte, muy posiblemente tendrías que conseguir sustento para los marineros que te acompañarían. Muy posiblemente las congregaciones se encargarían de dar lo necesario para este tipo de empresas.

Hasta este punto podemos afirmar casi con seguridad que Pablo no ejercía un trabajo seglar a lo largo de este extracto de la literatura bíblica.

(Hechos 14:23) 23 Además, les nombraron ancianos en cada congregación y, haciendo oración con ayunos. 
(Hechos 14:26) 26 Y de allí se embarcaron para Antioquía. 
(Hechos 16:11, 12) Por lo tanto, nos hicimos a la mar desde Troas y fuimos con rumbo directo a Samotracia, mas al día siguiente a Neápolis, 12 y de allí a Filipos. 

Vemos ahora que Pablo en sus viajes ya nombra ancianos. También tiene tiempo de hacer ayunos y de costearse transporte marítimo. También recordemos que Pablo ahora era delegado directo de los apóstoles en Jerusalén.

(Hechos 17:7) 7 y Jasón los ha recibido con hospitalidad. . .
(Hechos 17:10) los hermanos enviaron a Pablo, así como a Silas, hacia Berea. . .

En los versículos anteriores notamos dos cosas importantes. La primera es que Pablo disfruta de hospitalidad en las numerosas ciudades a las que llega. Dicha hospitalidad por lo general supone (si se compara con otros textos bíblicos) un lugar donde dormir y algo para comer.

También notamos que son "los hermanos" quienes pueden "enviar" a este Pablo a otra ciudad. Quizá esos hermanos no tengan autoridad superior a la de Pablo, pero sí tiene cierto poder, ¿será este el poder económico que se necesita para emprender los viajes que Pablo hace?

Y ahora llegamos a un punto clave:

(Hechos 18:1-4) 18 Después de estas cosas, él partió de Atenas y llegó a Corinto. 2 Y halló a cierto judío de nombre Áquila, un natural del Ponto que recientemente había llegado de Italia, y a Priscila su esposa, por el hecho de que Claudio había ordenado que todos los judíos se fueran de Roma. De modo que fue a ellos 3 y, por ser del mismo oficio, se quedó en su casa, y trabajaban, porque el oficio de ellos era hacer tiendas de campaña. 4 Sin embargo, todos los sábados pronunciaba un discurso en la sinagoga y persuadía a judíos y a griegos.

Este es el versículo que se usa para decir que "Pablo trabajaba y predicaba", sin embargo, a mí me parece que aquí se narra algo singular, no algo que fuese la regla. Doy unos puntos para probar esto.

En primera, se lo destaca, por primera vez como una coincidencia. Es decir, funciona de esta forma:

Pablo llega y descubre el oficio de quien le hospeda.

No así:

Pablo va dónde sabe hay alguien que trabaja en ese oficio.

No se muestra en capítulos anteriores que Pablo ejerciera dicho oficio. Además, se entiende que para ejercer un oficio como aquel, el apóstol tendría que tener un taller de curtidor y el material necesario. Caso contrario, tendría que ganarse la confianza de quien le pudiera ayudar con un empleo en el que tendría que dedicar bastante tiempo. No es como si tú vieras a un viejo tuerto que además arma turbas en tu ciudad por una predicación incómoda y le otorgaras rápidamente un puesto.


Secretario: 15 denarios/mes.
Profesor: 12 denarios/mes.
Mensajero: 9 denarios/mes.
Adivino: 10 denarios/mes.

Recomiendo ampliamente consultar más sobre el contexto social y económico en este libro: Jerusalén en tiempos de Jesús, escrito por Joachim Jeremias

No nos podemos imaginar a un hombre adulto ya entrado en años que no dispone del tiempo suficiente ni siquiera para ser un ayudante a tiempo completo (en ese entonces más de 12 horas al día), ganándose la vida en distintas ciudades donde no tiene un taller propio. En todo caso, en la situación más extrema, se podría apelar al trabajo de jornalero que se describen en las parábolas de los evangelios y a un sueldo muy bajo por largas jornadas de trabajo.

Ahora volvamos al principio, ¿recuerdas cómo parece que los compañeros judíos de Pablo lo perciben? Sí, como alguien que no se las da de trabajos manuales. Esa persona es la que se pretende decir, pasaba de sol a sol laborando como ayudante (casi un esclavo) por un salario muy bajo, y que le era suficiente para darse la vida de un esclavo VIP, que viajaba de un lugar a otro por vía marítima, llevando consigo bastantes personas.

Obviamente, estas son conjeturas, pero debes recordar que mucho de la "hermenéutica y exégesis" son conjeturas plasmadas como aseveraciones. Yo no puedo caer en lo que caen los eruditos cristianos, ni en la clase de narrativa que propone la watchtower, a saber, creerse dueños de la verdad al plasmar este tipo de ideas no como posibilidades, sino como total certezas.

Volviendo al tema. Lo que a mí me parece más razonable, es ver a una persona bien entrada en la adultez, que está siendo hospedada, y por gentileza, le hecha una mano a su anfitrión.

Recordemos además que en la época de Jesús, quien estaba frente a una congregación, sinagoga, etc era considerada alguien muy importante. El lector aquí quizá pueda recordar que hace unas décadas en su propio medio el profesor con un título de bachiller, era una autoridad en el pueblo donde ejerciera. Peor aún si dicho maestro tenía bajo sus cuadernos el tema religioso.

Entonces, se podría decir, que es la propia reputación de Pablo la que le da de comer. Incluso ser considerado digno de hospitalidad, ya era una especie de salario en la época de Jesús. (Todo obrero merece su salario). Jesús mismo recibió este tipo de "paga" cuando predicó.

Después de este versículo, no se muestra otro versículo que mencione directamente a Pablo haciendo algún trabajo.

Otra posibilidad que se puede plantear es que este hombre hubiese tenido una pequeña fortuna con la que sustentara sus viajes y su obra misional, pero lo más seguro, es que vivía de la hospitalidad de las congregaciones (es de lo que viviría un personaje misionero al que le acabas de crear una biografía).

Entonces,

(03-Aug-2019, 02:28 pm)qscsfex escribió:  Muchos de ellos NO tienen un empleo o trabajo propio.

En esto se parecen al Saulo de Hechos. Saulo sabía un oficio, pero no siempre lo ejerció (salvo en una ocasión con su anfitrión)

(03-Aug-2019, 02:28 pm)qscsfex escribió:  El apóstol Pablo se dedicaba a predicar y también a trabajar

Ya vimos que no se puede afirmar a ciencia cierta esto, porque quebraría cierta lógica.

(03-Aug-2019, 02:28 pm)qscsfex escribió:  ¿Cuántas horas predicaba realmente el apóstol Pablo por mes?

No lo puedes saber a ciencia cierta, pero yo diría que mucho más que 150. Vivía viajando en barcos, desplazándose a diferentes ciudades y además, en muchas ocasiones se dice que "se ocupaba enteramente en la palabra"(Hechos 18:5)

Yo creo que la verdadera pregunta era, ¿porqué Pablo no llevaba un registro de sus horas ni mandó a nadie hacerlo, siendo él el precursor de los procedimientos que las congregaciones siguen?

(03-Aug-2019, 02:28 pm)qscsfex escribió:  ¿Acaso predicaba 70 horas y aparte otras horas a preparar sus discursos y otras horas a visitar a sus hermanos y otras horas a otras actividades de la congregación?

No se ve que Pablo se dedicara a preparar "discursos", muchas veces, los discursos que suelta son espontáneos. Me atrevería a decir que no hay ninguno pre-fabricado según el contexto literario.

Tampoco se ve que Pablo se dedicara a "pastorear" hermanos. Su cometido principal fue predicar como un misionero. Convertir usando la lógica y el respeto. De ahí que muchos padres de la iglesia se admiraran en sus escritos por la persuasión que Pablo ejercía en los no creyentes.

Tiempo después se lo ve dando instrucciones a las congregaciones (Esto ya en las epístolas paulinas), que no obedecían a alguna especie de visita pastoral, sino más bien, una instrucción que hoy equivaldría a las cartas que manda el cuerpo gobernante, a pesar de que ninguna de esas cartas pasó por la aprobación de los otros apóstoles.

(03-Aug-2019, 02:28 pm)qscsfex escribió:  
¿Era igual a como son los precus de hoy en día?

Esto si que definitivamente no. Tú a Pablo lo ves aconsejando directamente a los apóstoles. Proponiendo directrices para las iglesias. Fundando congregaciones en lugares muy hóstiles. No es un viejo que se para junto a un rollo a esperar que alguien se interese en hablar con él. No es un viejo que simplemente ejerce pasividad en su enseñanza. Tiene una personalidad  y actividades que no cuadran con la de los "precursores" de hoy día.


"Es al caer en el abismo cuando recuperamos los tesoros de la vida" -JOSEPH CAMPBELL

Te invito a leer la traducción que realicé al libro "Nueva Luz" documenta decenas de cambios en las doctrinas que han tenido los testigos y que muchas veces se contradicen.

[+] 8 foristas dieron MeGusta al mensaje de Réquiem
Responder
#8

Hacer tiendas de campaña, en aquel tiempo ¿no era oficio de mujeres o esclavos?
¿Como se llama trabajar sin un sueldo digno ni derechos sociales?

Pablo tenía muchos recursos propios como no necesitar trabajar

La vanidad de las vanidades, todo es vanidad
Responder
#9

Estuve pensando en ello toda la semana, en el siglo I el Entendimiento Verdadero y el Conocimiento Supremo eran posesión de los 12 apóstoles + el apóstol Pablo, ellos 13 tenían la facultad de expulsar demonios, sanar enfermos y resucitar a los muertos. Pablo debió decirle a estas piedras que se convirtieran en Oro (Gold/Money) para que tuviera mucho dinero y no necesitara trabajar.

En cuestiones de humildad los del Cuerpo Gobernante no creo que barran y trapeen los pisos en Warwick porque ellos ya son de "otro nivel"- 

Blog de El Zelote fuera de línea por mantenimiento, abrimos el 02 de septiembre de 2019
Responder
#10

tiendas de campaña? era oficio?


https://books.google.com.mx/books?id=c0y...em&f=false

[Imagen: 166074694.jpg]
"Yo encuentro la televisión bastante educativa. Cuando alguien la enciende en casa, me marcho a otra habitación y leo un buen libro. "
Groucho Marx
Responder
#11

(03-Aug-2019, 05:25 pm)Aimée escribió:  También habría que ver a quién le mandaba el apóstol Pablo su informe de predicación.
Obviamente a nadie le enviaba informe de predicación, el proposito de este hilo es demostrar si es o no igual la labor del apostol pablo a lo que hacen los precursores y los super de circuito.

veo con las respuestas que no es igual.
[+] 1 forista dio MeGusta al mensaje de qscsfex
Responder
#12

(03-Aug-2019, 06:08 pm)Réquiem escribió:  ¿De dónde nace la necesidad de trabajar? Al menos en los tiempos del apóstol yo diría que...

De una necesidad básica : Alimentarse. Secundado por placeres.

Supongo que en todo tiempo podrían existir ermitaños que a cambio de algún don artístico consiguieran comida o un lugar donde dormir, sin embargo, si hablamos de algo más formal, encontramos la búsqueda de un cometido: una remuneración para sustento.

De este personaje literario, Saulo de Tarso, sólo disponemos datos que se encuentran desperdigados en cartas de diversos autores. Debemos entonces indagar en esas cartas un poco sobre las actividades que los autores le atribuyeron a ese personaje.

La primera vez que este personaje aparece en la biblia (según su orden canónico) es en Hechos de los Apóstoles.

(Hechos 7:58) Y después de echarlo fuera de la ciudad, se pusieron a arrojarle piedras. Y los testigos pusieron sus prendas de vestir exteriores a los pies de un joven llamado Saulo. 
(Hechos 8:1) Saulo, por su parte, aprobaba el asesinato de él.
(Hechos 9:1, 2) 9 Pero Saulo, respirando todavía amenaza y asesinato contra los discípulos del Señor, fue al sumo sacerdote 2 y le pidió cartas para las sinagogas de Damasco, para que pudiera traer atados a Jerusalén

La introducción de un personaje es importante. Aquí nos muestran a un Saulo joven y a la vez influyente, de buena reputación entre los judíos, puesto que le confían a él las prendas de vestir exteriores para ponerse manos a la obra. También indicaría que esas personas reconocían que este Saulo no iba a ponerse manos a la obra con el apedreamiento. Conocían o intuían la pasividad de su joven compañero. Por lo general se esperaría que un joven tuviera la energía y la testosterona necesaria para realizar esta actividad física, pero aparentemente se visualiza a un Saulo que toma el papel del típico tirano pasivo que espera a que sus subordinados hagan el trabajo sucio por él.

También se ve que tiene el tiempo necesario para ir a pedir cartas a alguien con muchísima autoridad en ese entonces y comenzar una persecusión encabezada por él.

En esa época, que alguien tuviera a su cargo un grupo de hombres y una orden especial, le confería un rango bastante importante, este rango también le conferiría responsabilidad sobre el grupo que lideraba. Era el capitán quien tenía que pagar por la comida de su grupo y era la autoridad respectiva (Emperadores, Reyes, Sumo Sacerdotes) quien se encargaba de dar el dinero respectivo para la campaña.

No puedo decir a ciencia cierta si Pablo tenía un puñado de dinero cuando partía en esta cruzada anti-cristiana. Sólo puedo hablar de acuerdo al contexto histórico de la época de fechado de este manuscrito.

De todo esto podemos concluir entonces que Pablo tenía lo necesario para vivir y que sus ingresos posiblemente provenían de autoridades religiosas importantes en esa época.

Quizá me estoy alargando bastante en una introducción que todos conocemos, pero es necesario señalar este inicio, para compararlo con los acontecimientos de su vida cristiana.

Luego de la conversión, Pablo se vuelve un predicador persuasivo, enseñando con lógica el cristianismo a los judíos. En poco tiempo se ha ganado la confianza como para liderar a las congregaciones.

(Hechos 11:29, 30) Así que aquellos de los discípulos resolvieron, cada uno de ellos según los medios que tenía, enviar una ministración de socorro a los hermanos que moraban en Judea; 30 y lo hicieron, despachándola a los ancianos por mano de Bernabé y de Saulo.

Tenemos entonces nuevamente a un Saulo similar al que se nos introdujo en el capítulo 7: Un líder a cargo de otras personas. En este caso, a este líder se le ha confiado bienes.

Hasta ahora, en contexto, jamás se sugiere siquiera que Pablo tome tiempo para actividades que supongan una remuneración económica formal en algún tipo de trabajo seglar.

(Hechos 13:13) Los hombres, junto con Pablo, entonces se hicieron a la mar desde Pafos y llegaron a Perga de Panfilia. Pero Juan se retiró de ellos y se volvió a Jerusalén.

El versículo anterior sucede un tiempo después de la misión de socorro. Pablo aún tiene hombres a su cargo en sus viajes misionales. Imagínese ahora esa empresa, en aquel entonces:

-Tener que rentar un barco para muchos hombres y hacerse a la mar. Si tenías que usar un medio marítimo para transporte, muy posiblemente tendrías que conseguir sustento para los marineros que te acompañarían. Muy posiblemente las congregaciones se encargarían de dar lo necesario para este tipo de empresas.

Hasta este punto podemos afirmar casi con seguridad que Pablo no ejercía un trabajo seglar a lo largo de este extracto de la literatura bíblica.

(Hechos 14:23) 23 Además, les nombraron ancianos en cada congregación y, haciendo oración con ayunos. 
(Hechos 14:26) 26 Y de allí se embarcaron para Antioquía. 
(Hechos 16:11, 12) Por lo tanto, nos hicimos a la mar desde Troas y fuimos con rumbo directo a Samotracia, mas al día siguiente a Neápolis, 12 y de allí a Filipos. 

Vemos ahora que Pablo en sus viajes ya nombra ancianos. También tiene tiempo de hacer ayunos y de costearse transporte marítimo. También recordemos que Pablo ahora era delegado directo de los apóstoles en Jerusalén.

(Hechos 17:7) 7 y Jasón los ha recibido con hospitalidad. . .
(Hechos 17:10) los hermanos enviaron a Pablo, así como a Silas, hacia Berea. . .

En los versículos anteriores notamos dos cosas importantes. La primera es que Pablo disfruta de hospitalidad en las numerosas ciudades a las que llega. Dicha hospitalidad por lo general supone (si se compara con otros textos bíblicos) un lugar donde dormir y algo para comer.

También notamos que son "los hermanos" quienes pueden "enviar" a este Pablo a otra ciudad. Quizá esos hermanos no tengan autoridad superior a la de Pablo, pero sí tiene cierto poder, ¿será este el poder económico que se necesita para emprender los viajes que Pablo hace?

Y ahora llegamos a un punto clave:

(Hechos 18:1-4) 18 Después de estas cosas, él partió de Atenas y llegó a Corinto. 2 Y halló a cierto judío de nombre Áquila, un natural del Ponto que recientemente había llegado de Italia, y a Priscila su esposa, por el hecho de que Claudio había ordenado que todos los judíos se fueran de Roma. De modo que fue a ellos 3 y, por ser del mismo oficio, se quedó en su casa, y trabajaban, porque el oficio de ellos era hacer tiendas de campaña. 4 Sin embargo, todos los sábados pronunciaba un discurso en la sinagoga y persuadía a judíos y a griegos.

Este es el versículo que se usa para decir que "Pablo trabajaba y predicaba", sin embargo, a mí me parece que aquí se narra algo singular, no algo que fuese la regla. Doy unos puntos para probar esto.

En primera, se lo destaca, por primera vez como una coincidencia. Es decir, funciona de esta forma:

Pablo llega y descubre el oficio de quien le hospeda.

No así:

Pablo va dónde sabe hay alguien que trabaja en ese oficio.

No se muestra en capítulos anteriores que Pablo ejerciera dicho oficio. Además, se entiende que para ejercer un oficio como aquel, el apóstol tendría que tener un taller de curtidor y el material necesario. Caso contrario, tendría que ganarse la confianza de quien le pudiera ayudar con un empleo en el que tendría que dedicar bastante tiempo. No es como si tú vieras a un viejo tuerto que además arma turbas en tu ciudad por una predicación incómoda y le otorgaras rápidamente un puesto.


Secretario: 15 denarios/mes.
Profesor: 12 denarios/mes.
Mensajero: 9 denarios/mes.
Adivino: 10 denarios/mes.

Recomiendo ampliamente consultar más sobre el contexto social y económico en este libro: Jerusalén en tiempos de Jesús, escrito por Joachim Jeremias

No nos podemos imaginar a un hombre adulto ya entrado en años que no dispone del tiempo suficiente ni siquiera para ser un ayudante a tiempo completo (en ese entonces más de 12 horas al día), ganándose la vida en distintas ciudades donde no tiene un taller propio. En todo caso, en la situación más extrema, se podría apelar al trabajo de jornalero que se describen en las parábolas de los evangelios y a un sueldo muy bajo por largas jornadas de trabajo.

Ahora volvamos al principio, ¿recuerdas cómo parece que los compañeros judíos de Pablo lo perciben? Sí, como alguien que no se las da de trabajos manuales. Esa persona es la que se pretende decir, pasaba de sol a sol laborando como ayudante (casi un esclavo) por un salario muy bajo, y que le era suficiente para darse la vida de un esclavo VIP, que viajaba de un lugar a otro por vía marítima, llevando consigo bastantes personas.

Obviamente, estas son conjeturas, pero debes recordar que mucho de la "hermenéutica y exégesis" son conjeturas plasmadas como aseveraciones. Yo no puedo caer en lo que caen los eruditos cristianos, ni en la clase de narrativa que propone la watchtower, a saber, creerse dueños de la verdad al plasmar este tipo de ideas no como posibilidades, sino como total certezas.

Volviendo al tema. Lo que a mí me parece más razonable, es ver a una persona bien entrada en la adultez, que está siendo hospedada, y por gentileza, le hecha una mano a su anfitrión.

Recordemos además que en la época de Jesús, quien estaba frente a una congregación, sinagoga, etc era considerada alguien muy importante. El lector aquí quizá pueda recordar que hace unas décadas en su propio medio el profesor con un título de bachiller, era una autoridad en el pueblo donde ejerciera. Peor aún si dicho maestro tenía bajo sus cuadernos el tema religioso.

Entonces, se podría decir, que es la propia reputación de Pablo la que le da de comer. Incluso ser considerado digno de hospitalidad, ya era una especie de salario en la época de Jesús. (Todo obrero merece su salario). Jesús mismo recibió este tipo de "paga" cuando predicó.

Después de este versículo, no se muestra otro versículo que mencione directamente a Pablo haciendo algún trabajo.

Otra posibilidad que se puede plantear es que este hombre hubiese tenido una pequeña fortuna con la que sustentara sus viajes y su obra misional, pero lo más seguro, es que vivía de la hospitalidad de las congregaciones (es de lo que viviría un personaje misionero al que le acabas de crear una biografía).

Entonces,

(03-Aug-2019, 02:28 pm)qscsfex escribió:  Muchos de ellos NO tienen un empleo o trabajo propio.

En esto se parecen al Saulo de Hechos. Saulo sabía un oficio, pero no siempre lo ejerció (salvo en una ocasión con su anfitrión)

(03-Aug-2019, 02:28 pm)qscsfex escribió:  El apóstol Pablo se dedicaba a predicar y también a trabajar

Ya vimos que no se puede afirmar a ciencia cierta esto, porque quebraría cierta lógica.

(03-Aug-2019, 02:28 pm)qscsfex escribió:  ¿Cuántas horas predicaba realmente el apóstol Pablo por mes?

No lo puedes saber a ciencia cierta, pero yo diría que mucho más que 150. Vivía viajando en barcos, desplazándose a diferentes ciudades y además, en muchas ocasiones se dice que "se ocupaba enteramente en la palabra"(Hechos 18:5)

Yo creo que la verdadera pregunta era, ¿porqué Pablo no llevaba un registro de sus horas ni mandó a nadie hacerlo, siendo él el precursor de los procedimientos que las congregaciones siguen?

(03-Aug-2019, 02:28 pm)qscsfex escribió:  ¿Acaso predicaba 70 horas y aparte otras horas a preparar sus discursos y otras horas a visitar a sus hermanos y otras horas a otras actividades de la congregación?

No se ve que Pablo se dedicara a preparar "discursos", muchas veces, los discursos que suelta son espontáneos. Me atrevería a decir que no hay ninguno pre-fabricado según el contexto literario.

Tampoco se ve que Pablo se dedicara a "pastorear" hermanos. Su cometido principal fue predicar como un misionero. Convertir usando la lógica y el respeto. De ahí que muchos padres de la iglesia se admiraran en sus escritos por la persuasión que Pablo ejercía en los no creyentes.

Tiempo después se lo ve dando instrucciones a las congregaciones (Esto ya en las epístolas paulinas), que no obedecían a alguna especie de visita pastoral, sino más bien, una instrucción que hoy equivaldría a las cartas que manda el cuerpo gobernante, a pesar de que ninguna de esas cartas pasó por la aprobación de los otros apóstoles.

(03-Aug-2019, 02:28 pm)qscsfex escribió:  
¿Era igual a como son los precus de hoy en día?

Esto si que definitivamente no. Tú a Pablo lo ves aconsejando directamente a los apóstoles. Proponiendo directrices para las iglesias. Fundando congregaciones en lugares muy hóstiles. No es un viejo que se para junto a un rollo a esperar que alguien se interese en hablar con él. No es un viejo que simplemente ejerce pasividad en su enseñanza. Tiene una personalidad  y actividades que no cuadran con la de los "precursores" de hoy día.

Excelente analisis Requiem, gracias por responder, pero me sigue quedando una duda, ¿CUANTAS HORAS DEDICABA EL APOSTOL PABLO A SUS ACTIVIDADES? Me refiero a horas para hacer dinero, para trabajar (si es que lo hacia), a predicar, DORMIR, etc, ¿como se imaginan que seria la agenda del apostol Pablo? eso es solo para comparar con lo que hace el testigo de a pie, el precursor, el super, etcetera.
[+] 1 forista dio MeGusta al mensaje de qscsfex
Responder
#13

nada era igual q en el siglo 1ro
no habia un cuerpo gobernante k lo centralizaba todo
las reuniones eran en casa particulares y se analizaba se cantaba y se decia los que ellos quisieran no un programa k mandara nadie de jerusalen
se daba mucho enfasis a atender materialmente a los necesitados huerfanos y viudad no solo ayudita espiritual
no se predicaba nada de casa en casa se le predicaba a la familia a los amigos a los vecinos a los que trabajaban contigo, se predicaba mas con el ejemplo k otra cosa, se le daba testimonio al que queria escuchar no molestando puerta a puerta a todo el mundo
era muy extraña la expulcion como la conocemos hoy k ni la familia te habla, solamente a aquellos anticristos reacios recalcitrantes k solo kerian destruir la congre. no a cualkier pobre joven victima de sus pasiones reprimidas

Comprendo que la mentira es engaño y la verdad no. Pero a mí me han engañado las dos.
[+] 3 foristas dieron MeGusta al mensaje de gabby85wfwf
Responder
#14

Hace muchos años escuche aun discursante decir que en ese tiempo hacer casas de campaña equivalía ahora a ser arquitecto, y que Pablo había aprendido esa labor por su padre que había servido con las tropas romanas y que por eso Pablo tenia la ciudadanía, parte de esa información la saco del libro ayuda me imagino por que el perspicacia aun no había salido.

"Nada te ata excepto tus pensamientos; nada te limita excepto tu miedo; nada te controla excepto tus creencias." ( Marianne Williamson.)

[Imagen: giphy.gif]

[+] 2 foristas dieron MeGusta al mensaje de neo
Responder


Posibles hilos similares...
Hilo / Autor Respuestas Vistas Último mensaje

Salto de foro:


Usuarios navegando en este hilo: 1 invitado(s)