Esta comunidad utiliza cookies
Esta comunidad utiliza cookies para almacenar información de ingreso si eres forista, y tu última visita si no lo eres. Las cookies son pequeños textos almacenados en su computadora; dichas cookies son puestas por este sitio y no posan como riesgo de seguirdad. Las cookies rastrean topicos específicos que usted haya leído. Por favor confirme si acepta o rechaza que estas cookies sean almacenadas.

Una cookie se alamcenará en su navegador para prevenir que este aviso salga nuevamente. Usted podrá cambiar este ajuste utilizando el enlace a pie de página.

Copyright owners, please read our FAIR USE NOTICE / AVISO DE USO JUSTO. (April 08, 2018)

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Un saludo breve a todos en este increíble foro
#1

Hola cibernautas, ex testigos, y simpatizantes 
Quiero presentarme. Mi nombre es Angel Zuriel Urreta 
Tuve contacto con los testigos a muy temprana edad. Ahora estoy muy alejado del contacto con ellos. Aun asi, de vez en cuando me entero de nuevos cambios de la "organización"
Queria aprovechar para manifestar mi agradecimiento a los foristas por publicar mucha información que de otra manera, nunca podriamos saber. 
Por el momento es todo. Tal vez habra otro hilo para contarles mas acerca de mi. 
Saludos desde México
Responder
#2

(10-Aug-2018, 11:35 pm)Ángel Urreta escribió:  Tal vez habra otro hilo para contarles mas acerca de mi. 

O puedes seguirnos contando en este mismo.

Me parece curioso que aunque no tengas contacto con los TJ hace tanto tiempo aún te interese qué sucede adentro... algo me dice que ese contacto temprano fue más que un breve contacto, en fin.

Bienvenido.

¡No sin mi familia!
Ubi dubium ibi libertas (Donde hay dudas hay libertad)
"La verdad nunca teme ser examinada, la mentira sí."
Responder
#3

Bienvenido Ángel, desearía tu libertad y aprovecho para compartirte un koan:
Este se llama la mente de piedra y cuenta que Hogen, un maestro Zen chino, vivía solo en un pequeño templo en el campo. Un día, cuatro monjes peregrinos llegaron y le pidieron permiso para hacer un fuego en el patio para calentarse.
Mientras preparaban todo para dicho fuego, Hogen los escuchó cuando hablaban acerca de la subjetividad y la objetividad. Motivado por el tema se les unió con la siguiente pregunta: “Supongan que hay una piedra muy grande, ¿la considerarían fuera o dentro de su mente?”.
Uno de los monjes contesto: “Desde el punto de vista del budismo todo es una representación mental, por lo tanto, diría que está dentro de mi mente.”
“Debes de sentir tu cabeza muy pesada, observo el maestro Hogen, “si vas por ahí cargando con una piedra como esa en tu mente.”

"Los que de veras buscan a Dios, dentro de los santuarios se ahogan." -Proverbio Árabe 
Responder
#4

(10-Aug-2018, 11:35 pm)Ángel Urreta escribió:  Hola cibernautas, ex testigos, y simpatizantes 
Quiero presentarme. Mi nombre es Angel Zuriel Urreta 
Tuve contacto con los testigos a muy temprana edad. Ahora estoy muy alejado del contacto con ellos. Aun asi, de vez en cuando me entero de nuevos cambios de la "organización"
Queria aprovechar para manifestar mi agradecimiento a los foristas por publicar mucha información que de otra manera, nunca podriamos saber. 
Por el momento es todo. Tal vez habra otro hilo para contarles mas acerca de mi. 
Saludos desde México

¡Saludos!

Espero que nos cuentes más sobre ti y que además participes en los demás apartados de nuestra comunidad. Cada granito de arena, sirve. ¡Animo!

¡Adelante!

discipulo del Cristo
Me identifico con las enseñanzas de Yahushua.
Responder
#5

Bienvenido!!
LA verdad es que llama la atención que a pesar de ese breve contacto en tu niñez con los testigos de Jehova hayas seguido informándote acerca de ellos y sus cambios constantes.
Bueno ya nos contarás más.
Saludos

No dejéis de hacer las preguntas difíciles...así es como cambia el mundo...

http://desdefueradelajaula.blogspot.com.es
Responder
#6

Hola foristas.

La verdad es que vuelvo aquí a escribir pues lo prometido es deuda. Dije que volvería a escribir para contar mas acerca de mi. La verdad de las cosas es que no tengo mucho tiempo alejado de "la verdad". Lo cierto es que hace apenas un año deje de ser precursor regular.

Quiero compartir con ustedes algo que pense mucho entre escribirlo y no hacerlo. Saben muy bien como son las cosas después de años bajo el adoctrinamiento de que "una vez dentro de la apostasía, nunca saldras y es imperdonable". Pero la verdad es que llegamos a un punto en la vida en que nos planteamos muchas cosas.

La cosa es la siguiente. Soy malísimo para redactar pero me he quemado las pestañas un poco para poder terminar esto y no morir en el intento xD

Hace unos 3 años mi padre, testigo bautizado, engaño a mi madre con otra publicadora. Decidió irse, dejando una cantidad de problemas detras tanto con mis hermanos y mi madre. En medio del lio, al poco tiempo dejo de hacerse responsable de nuestro sustento material, es decir, se desentendio de nosotros. Al momento que todo esto sucedio, desgraciadamente nuestra congregación se fusiono con otra, empeorando la situación. En verdad mi madre, mis hermanos y yo, necesitabamos consuelo de "los ancianos". Principalmente xq en aquel tiempo mis hermanos y yo eramos precursores. La realidad de las cosas es que en verdad el panorama no parecia alentador,y confiamos en lo que hasta ese momento el "esclavo" decia una y otra vez en sus asambleas y publicaciones: "confiar en los nombrados x Jehová".

Desgraciadamente eso nunca paso. Acaecieron 5 largos meses en que mi madre perfectamente se pudo haber muerto y los dichosos nombrados nunca se hubieran enterado. Hasta el momento que escribo esto, recuerdo con dolor los dias en que se gasto tanto trabajando seglarme tan solo para "llevar una vida sencilla" y no dejar de servirle a Jehová al mismo tiempo. Fueron dias y momentos muy dificiles.


Pero lo peor vino a continuación...

Por el momento quiero dejar mi anécdota hasta aquí. Quisiera saber si entre los foristas que han tenido la amabilidad de leerme y contestarme, han tenido una experiencia parecida y perdon por mi pobre vocabulario a la hora de expresarme. Realmente lo que cargo es muuy largo de escribir y de explicar...
Responder
#7

(04-Mar-2019, 03:49 am)Ángel Urreta escribió:  Hola foristas.

La verdad es que vuelvo aquí a escribir pues lo prometido es deuda. Dije que volvería a escribir para contar mas acerca de mi. La verdad de las cosas es que no tengo mucho tiempo alejado de "la verdad". Lo cierto es que hace apenas un año deje de ser precursor regular.

Quiero compartir con ustedes algo que pense mucho entre escribirlo y no hacerlo. Saben muy bien como son las cosas después de años bajo el adoctrinamiento de que "una vez dentro de la apostasía, nunca saldras y es imperdonable". Pero la verdad es que llegamos a un punto en la vida en que nos planteamos muchas cosas.

La cosa es la siguiente. Soy malísimo para redactar pero me he quemado las pestañas un poco para poder terminar esto y no morir en el intento xD

Hace unos 3 años mi padre, testigo bautizado, engaño a mi madre con otra publicadora. Decidió irse, dejando una cantidad de problemas detras tanto con mis hermanos y mi madre. En medio del lio, al poco tiempo dejo de hacerse responsable de nuestro sustento material, es decir, se desentendio de nosotros. Al momento que todo esto sucedio, desgraciadamente nuestra congregación se fusiono con otra, empeorando la situación. En verdad mi madre, mis hermanos y yo, necesitabamos consuelo de "los ancianos". Principalmente xq en aquel tiempo mis hermanos y yo eramos precursores. La realidad de las cosas es que en verdad el panorama no parecia alentador,y confiamos en lo que hasta ese momento el "esclavo" decia una y otra vez en sus asambleas y publicaciones: "confiar en los nombrados x Jehová".

Desgraciadamente eso nunca paso. Acaecieron 5 largos meses en que mi madre perfectamente se pudo haber muerto y los dichosos nombrados nunca se hubieran enterado. Hasta el momento que escribo esto, recuerdo con dolor los dias en que se gasto tanto trabajando seglarme tan solo para "llevar una vida sencilla" y no dejar de servirle a Jehová al mismo tiempo. Fueron dias y momentos muy dificiles.


Pero lo peor vino a continuación...

Por el momento quiero dejar mi anécdota hasta aquí. Quisiera saber si entre los foristas que han tenido la amabilidad de leerme y contestarme, han tenido una experiencia parecida y perdon por mi pobre vocabulario a la hora de expresarme. Realmente lo que cargo es muuy largo de escribir y de explicar...

Agradecemos tu sinceridad, tu vivencia es muy triste y lamentable, y lo pero no es unica ni poco frecuente, suele ocurrir mas amenudo de lo que se espera.

El foro tiene como proposito desenmascarar a la coorporacion y dar apoyo a las victimas ofreciendo el espacio desde donde pueden hablar de su propia historia, de lo que han sufrido en carne propia, asi que sintete en confianza y libertad de platicar lo que desees contar, estaremos atentos a leerte, no te preocupes tanto por la calidad de la redaccion solo escribe lo que sientes.

"Nada te ata excepto tus pensamientos; nada te limita excepto tu miedo; nada te controla excepto tus creencias." ( Marianne Williamson.)

[Imagen: giphy.gif]

Responder
#8
Wink 

(04-Mar-2019, 03:49 am)Ángel Urreta escribió:  Hola foristas.

La verdad es que vuelvo aquí a escribir pues lo prometido es deuda. Dije que volvería a escribir para contar mas acerca de mi. La verdad de las cosas es que no tengo mucho tiempo alejado de "la verdad". Lo cierto es que hace apenas un año deje de ser precursor regular.

Quiero compartir con ustedes algo que pense mucho entre escribirlo y no hacerlo. Saben muy bien como son las cosas después de años bajo el adoctrinamiento de que "una vez dentro de la apostasía, nunca saldras y es imperdonable". Pero la verdad es que llegamos a un punto en la vida en que nos planteamos muchas cosas.

La cosa es la siguiente. Soy malísimo para redactar pero me he quemado las pestañas un poco para poder terminar esto y no morir en el intento xD

Hace unos 3 años mi padre, testigo bautizado, engaño a mi madre con otra publicadora. Decidió irse, dejando una cantidad de problemas detras tanto con mis hermanos y mi madre. En medio del lio, al poco tiempo dejo de hacerse responsable de nuestro sustento material, es decir, se desentendio de nosotros. Al momento que todo esto sucedio, desgraciadamente nuestra congregación se fusiono con otra, empeorando la situación. En verdad mi madre, mis hermanos y yo, necesitabamos consuelo de "los ancianos". Principalmente xq en aquel tiempo mis hermanos y yo eramos precursores. La realidad de las cosas es que en verdad el panorama no parecia alentador,y confiamos en lo que hasta ese momento el "esclavo" decia una y otra vez en sus asambleas y publicaciones: "confiar en los nombrados x Jehová".

Desgraciadamente eso nunca paso. Acaecieron 5 largos meses en que mi madre perfectamente se pudo haber muerto y los dichosos nombrados nunca se hubieran enterado. Hasta el momento que escribo esto, recuerdo con dolor los dias en que se gasto tanto trabajando seglarme tan solo para "llevar una vida sencilla" y no dejar de servirle a Jehová al mismo tiempo. Fueron dias y momentos muy dificiles.


Pero lo peor vino a continuación...

Por el momento quiero dejar mi anécdota hasta aquí. Quisiera saber si entre los foristas que han tenido la amabilidad de leerme y contestarme, han tenido una experiencia parecida y perdon por mi pobre vocabulario a la hora de expresarme. Realmente lo que cargo es muuy largo de escribir y de explicar...

Ay compadre Ángel Urreta es mas común de lo que te imaginas las constantes ignoradas de estos "ancianos" es normal somos un numero mas que si no das lo que esperan de ti ya no sirves, eso te paso a ti, le paso a tu mamá y a muchos, por ahí uno que otro se acordara de ti pero los tj son buenos para olvidar.

En este foro somos muy buenos para "escuchar" lo que nuestros querido compañeros de batallas escriben, siéntete libre de expresarte y no te preocupes por la redacción y/u ortografía eso acá muy poco lo tenemos en cuenta, solo queremos crear un vinculo con las personas para darnos mutuamente animo de nuestras vivencias en esta "organización".

un saludo muy afectuoso, de mi parte cuenta que tienes un amigo mas en Colombia.

Animo compañero¡¡¡

La vida es un tránsito; el mundo es una sala de espectáculos; el hombre entra en ella, mira y sale.
Demócrito.
Responder
#9

(04-Mar-2019, 03:49 am)Ángel Urreta escribió:  Hola foristas.

La verdad es que vuelvo aquí a escribir pues lo prometido es deuda. Dije que volvería a escribir para contar mas acerca de mi. La verdad de las cosas es que no tengo mucho tiempo alejado de "la verdad". Lo cierto es que hace apenas un año deje de ser precursor regular.

Quiero compartir con ustedes algo que pense mucho entre escribirlo y no hacerlo. Saben muy bien como son las cosas después de años bajo el adoctrinamiento de que "una vez dentro de la apostasía, nunca saldras y es imperdonable". Pero la verdad es que llegamos a un punto en la vida en que nos planteamos muchas cosas.

La cosa es la siguiente. Soy malísimo para redactar pero me he quemado las pestañas un poco para poder terminar esto y no morir en el intento xD

Hace unos 3 años mi padre, testigo bautizado, engaño a mi madre con otra publicadora. Decidió irse, dejando una cantidad de problemas detras tanto con mis hermanos y mi madre. En medio del lio, al poco tiempo dejo de hacerse responsable de nuestro sustento material, es decir, se desentendio de nosotros. Al momento que todo esto sucedio, desgraciadamente nuestra congregación se fusiono con otra, empeorando la situación. En verdad mi madre, mis hermanos y yo, necesitabamos consuelo de "los ancianos". Principalmente xq en aquel tiempo mis hermanos y yo eramos precursores. La realidad de las cosas es que en verdad el panorama no parecia alentador,y confiamos en lo que hasta ese momento el "esclavo" decia una y otra vez en sus asambleas y publicaciones: "confiar en los nombrados x Jehová".

Desgraciadamente eso nunca paso. Acaecieron 5 largos meses en que mi madre perfectamente se pudo haber muerto y los dichosos nombrados nunca se hubieran enterado. Hasta el momento que escribo esto, recuerdo con dolor los dias en que se gasto tanto trabajando seglarme tan solo para "llevar una vida sencilla" y no dejar de servirle a Jehová al mismo tiempo. Fueron dias y momentos muy dificiles.


Pero lo peor vino a continuación...

Por el momento quiero dejar mi anécdota hasta aquí. Quisiera saber si entre los foristas que han tenido la amabilidad de leerme y contestarme, han tenido una experiencia parecida y perdon por mi pobre vocabulario a la hora de expresarme. Realmente lo que cargo es muuy largo de escribir y de explicar...

Yo pasé una experiencia muy parecida a la tuya, con la diferencia que solo nos quedamos mi mamá y yo, que tenía alrededor de 9 años. Al menos tu tenías a tus hermanos y de ahí podías tener un poco de apoyo. Mi mamá pasó momentos tan duros que creo que no termina de superarlos hasta ahora. No puedo contar muchos detalles por respeto a ella, porque esta es más su historia que la mía. Pero te puedo decir por experiencia propia que seguir en la congregación con un hogar monoparental, y siendo mujeres es algo muy muy duro.

Y creo que en el fondo pensaba, aunque no llegaba a decirlo con palabras: ¿de que sirven las revistas si veo a mi familia rota y a mi mamá deprimida durante años?, ¿de que sirve reunirse y reunirse si salimos peor de lo que entramos?, ¿de qué sirven, si veo a una familia tras otra dentro de la congregación, rompiéndose enfrente de nuestras narices?, ¿donde está el amor que dicen que muestran a las viudas y a los huérfanos?. En todo ese tiempo recuerdo solo 2 visitas de ancianos a la casa, una en la que nos "pusieron" el privilegio de darle comida de gratis al superintendente y la otra en la que llegó un anciano amorosísimo a decirnos algo así como que teníamos la cabeza dura y que no nos entraba bien lo que decían las publicaciones. De seguro porque no nos veía tan involucradas en todos los asuntos de la congregación como otros que la tenían un poco menos difícil que nosotras.

A pesar de todo eso, seguíamos luchando por seguir fieles a la organización porque creíamos con todo el corazón que era la verdad. Nunca, ni mi mamá ni yo, dudamos ni un segundo. Ahora las dos estamos totalmente despiertas y más felices que nunca.

Así que... casos como el tuyo y el mío pasan, y pasan más seguido de lo que uno piensa, lo que sucede es que dentro de la congregación aprendemos a poner una cara de alegría aunque por dentro tengamos el corazón roto.

Gracias por compartir tu historia y ojalá puedas seguir contándonos. Ten la seguridad que aunque muchos no te respondan, podrán identificarse con ella.
Responder


Posibles hilos similares...
Hilo / Autor Respuestas Vistas Último mensaje

Salto de foro:


Usuarios navegando en este hilo: 1 invitado(s)